Aerolíneas

El Gobierno rescata a Volotea con 200 millones y sus accionistas prestan otros diez

La aerolínea había demandado el crédito participativo en noviembre del año pasado

El Gobierno rescata a Volotea con 200 millones y sus accionistas prestan otros diez

Nueva aerolínea rescatada por el Gobierno, en este caso Volotea, ante las estrecheces financieras que ha impuesto el paso de la pandemia en todo el sector aéreo. El Consejo de Ministros ha autorizado un crédito de 200 millones con cargo al Fondo de Ayuda a la Solvencia de Empresas Estratégicas que gestiona la Sepi.

La ayuda se ha justificado por el carácter estratégico de esta compañía aérea en la conectividad de las islas y de ciudades medianas. Volotea encargó el asesoramiento legal a Pérez Llorca, mientras que KPMG se ha ocupado de la parte financiera.

El rescate se articula en su totalidad a través de un préstamo participativo con el que la compañía que preside Carlos Muñoz pretende afrontar el despegue de la actividad este verano, y los accionistas van a aportar un préstamo participativo adicional por 10 millones. Esta doble inyección, que se suma a los 150 millones de crédito con aval del ICO levantado en 2020, servirá para atender las necesidades operativas y acometer el plan de crecimiento orgánico. La firma tenía en su plan de negocio la salida a Bolsa antes de 2026. En el presente 2022, pese a los coletazos de la pandemia, la firma ha desplegado la mayor oferta de plazas y rutas de su historia, volando a un centenar de ciudades de 16 países europeos.

Volotea compite en el segmento del bajo coste en Europa y era una de las referencias que emergía con más fuerza antes de que la crisis sanitaria. Se trató de la primera compañía a la que Iberia estaba dispuesta a ceder rutas, slots e incluso flota en el marco de la adquisición de Air Europa con el fin de obtener el visto bueno de la Comisión Europea. De hecho, esta es otra de las claves por las que ha demandado respaldo público: Volotea precisa reforzarse ante un posible acuerdo de integración de las dos mayores aerolíneas de red del país y la esperada petición de Bruselas de un incremento de la competencia en rutas solapadas por ambas.

Más plantilla

La compañía cuenta con un equipo de 1.600 empleados, un 9% más que en 2021. Por volumen de ingresos (441 millones de euros en 2019), se trata de la quinta referencia del ranking nacional, tras Iberia, Vueling, Air Europa y Air Nostrum.

Con el plácet del Consejo de Ministros, Volotea se suma a otras 22 compañías respaldadas por el fondo de la Sepi hasta el momento. La última de ellas fue Air Nostrum, la semana pasada, con 111 millones. De la dotación de 10.000 millones, se han repartido ya créditos por algo más de 2.500 millones.

La petición de la aerolínea fue cursada en noviembre de 2021 y en el examen realizado por el consejo gestor del Fondo de Apoyo a la Solvencia de Empresas Estratégicas también ha puntuado el empleo directo (1.600 empleados) e indirecto (unos 8.000 puestos) generado en España.

El primer ejecutivo, Carlos Muñoz, ha señalado que “en Volotea estamos preparados para la nueva dinámica del mercado post pandemia con alta solvencia operativa y una oferta de plazas y rutas histórica para la nosotros. Vemos una clara necesidad de seguir conectando ciudades medianas europeas entre sí, e incrementar conectividad de islas. Por ello, este crédito participativo y la aportación adicional de nuestros accionistas van a permitir el crecimiento sólido de la compañía en el largo plazo”.

Cinco años en beneficio

Esta low cost comenzó a volar en 2011 impulsada por Carlos Muñoz y Lázaro Ros, fundadores de Vueling. Durante estos 11 años ha transportado más de 40 millones de viajeros por toda Europa. Antes de que el coronavirus tumbara la economía había logrado encadenar cinco ejercicios consecutivos de beneficios y seis ejercicios con caja positiva. Ahora precisaba reequilibrar su patrimonio tras las pérdidas sufridas en 2020 y 2021.

Para este año su oferta es de 11 millones de plazas, lo que supone un aumento del 40% respecto a 2019, y el número de rutas operadas es de 387, un 20% más. Su estimación de viajeros va de 9 a 9,5 millones, lo que supondría situarse hasta un 32% por encima del récord marcado en el citado 2019, de 7,6 millones de usuarios.

Entre las peculiaridades de esta aerolínea destaca que la mitad de sus rutas son operadas en exclusiva, así como su insistencia en conectar las islas con la península y el resto del continente en invierno, enfocando a este mercado el 45% de su producción (medida en asientos) en los meses que van de abril a octubre.

En el terreno doméstico, Volotea ha activado este ejercicio diez nuevas rutas, llegando a las 94 (dos millones de asientos, un 50% más que en 2019) y con 47 de ellas ofertadas en exclusiva. En el año de la reactivación del sector también ha sumado seis nuevos aviones, hasta alcanzar una flota de 41 aeronaves, y ha abierto base en el aeropuerto francés de Lille. Con ello, suma 18 bases en ciudades europeas: Asturias, Atenas, Bilbao, Burdeos, Cagliari, Hamburgo, Lille, Lyon, Marsella, Nantes, Olbia, Nápoles, Palermo, Estrasburgo, Toulouse, Venecia, Verona y abrirá en Lourdes este mes de julio.

Normas
Entra en El País para participar