Tecnología

Zuckerberg nombra al español Javier Oliván número dos de Meta tras salir Sheryl Sandberg

La histórica directiva, una de las figuras más poderosas de Silicon Valley, deja la compañía tras 14 años

Zuckerberg nombra al español Javier Oliván número dos de Meta tras salir Sheryl Sandberg

El español Javier Oliván asciende en la cúpula de Meta, dueña de Facebook. Será el próximo jefe de operaciones del gigante tecnológico tras la renuncia de Sheryl Sandberg como COO después de 14 años en el cargo. Oliván, que ocupaba el puesto de vicepresidente y director de crecimiento y desarrollo de la  multinacional, solo tendrá por encima a Mark Zuckerberg cuando asuma la nueva posición. 

Sandberg, que deja por sorpresa el cargo, está considerada una de las directivas más poderosas de Silicon Valley tras ayudar a Facebook a transformarse de una startup en una potencia publicitaria. Con 52 años, la directiva ha señalado que no sabe qué le deparará el futuro, pero que se centrará en la labor filantrópica y en su fundación. Abandonará la compañía en octubre, cuando  Oliván tomará el relevo, pero mantendrá su puesto en el consejo de Meta, matriz de Facebook, Instagram y WhatsApp. 

Aunque Oliván (Sabiñánigo,Huesca,1977) será el nuevo responsable de Operaciones, su rol será distinto al que tenía Sandberg, que encabezó durante años toda la supervisión del negocio de los negocios de Facebook mientras Zuckerberg se centraba en la vertiente más tecnológica y de producto. El fundador y CEO de la red social ha señalado que no planea "reemplazar el papel de Sheryl" en la actual estructura de la compañía, y ha indicado que el de Oliván "será un papel más tradicional de director gerente, en el que Javi se enfocará interna y operativamente, en base a su gran experiencia a la hora de hacer que nuestra ejecución sea más eficiente y rigurosa".

Según la analista principal de Insider Intelligence, Debra Aho Willliamson, Sandberg ha tenido un enorme impacto en Facebook, Meta y en el mundo empresarial en general. "Ayudó a Facebook a construir una plataforma de compra de publicidad de primera clase y a desarrollar formatos publicitarios innovadores, lo que permitió a la empresa convertirse en la segunda mayor compañía de publicidad digital del mundo, por detrás de Google".

Sin embargo, esta  analista recuerda que bajo su supervisión, Facebook también se enfrentó a grandes escándalos, incluyendo las elecciones de 2016, la crisis sobre la privacidad en el caso de Cambridge Analytica en 2018 y los disturbios en el Capitolio que tuvieron lugar después de las elecciones de EE UU de 2020. "Ahora, en 2022, Meta se enfrenta a una desaceleración en el crecimiento de los usuarios y los ingresos por publicidad que está poniendo a prueba los cimientos empresariales sobre los que se construyó la empresa". 

Aho Williamson asegura que la compañía necesita encontrar un nuevo camino hacia adelante "y quizás este era el mejor momento para que Sandberg se fuera". Actualmente, Meta tiene cuatro productos (Facebook, Instagram, WhatsApp y Messenger) con más de 1.000 millones de usuarios, y su negocio de publicidad generó 27.000 millones de dólares en el primer de este año.

Oliván, que será la nueva mano derecha de Zuckerberg, lleva en Meta más de 14 años y ha liderado equipos en sus diversas áreas de negocio. Desde su último puesto, el directivo se ha dedicado a supervisar los productos y funciones principales de las aplicaciones de la empresa. Su puesto abarcaba todas las iniciativas de crecimiento, integridad, plataforma para empresas y publicidad, comercio y repercusión social de Meta. Aparte de sus equipos de producto, dirigía también otros equipos, como los de ciencia de datos, internacionalización, investigación de experiencia de usuario y estrategia de contenido.

Antes de entrar en Meta, Oliván fue director de producto en Siemens Mobile y trabajó en Japón para NTT. Es licenciado en Ingeniería Eléctrica e Industrial por la Universidad de Navarra y tiene un MBA por la Universidad de Standford.

Los mercados no han tomado con optimismo la salida de Sandberg. Las acciones de Meta han cerrado con una caída del 2,58%, presionadas por la noticia, que la compañía ha dado a conocer a través de un mensaje en Facebook que ha enviado el propio Zuckerberg.

Fin de una era

Zuckerberg, que ha agradecido a Sandberg su labor, ha reconocido que la salida de la directiva supone "el fin de una era" para Meta. Sandberg no ha especificado el motivo de su salida, pero sí ha  destacado cómo en los últimos años ha cambiado el debate en torno a las redes sociales. "Decir que no siempre ha sido fácil es quedarse corto. Pero tiene que ser difícil. Los productos que hacemos tienen un gran impacto, por lo que tenemos la responsabilidad de crearlos de manera que protejan la privacidad y mantenga a las personas seguras", ha indicado. 

La ejecutiva también ha indicado en la red social que cuando aceptó unirse a Facebook en 2008, pensó que iba a estar cinco años. "Catorce después, es tiempo para el próximo gran capítulo de mi vida", ha señalado. El resultado es un gigante de las redes sociales que generó casi 120.000 millones de dólares en ingresos el año pasado. 

Sandberg ha explicado que planea casarse este verano y que espera pasar más tiempo con sus hijos y sus futuros hijastros. También planea trabajar en defensa de la igualdad de las mujeres, a donde se enfoca su fundación. Su libro, Lean in (Vayamos adelante), la convirtió en una autora influyente al defender el feminismo corporativo. Un portavoz de Meta ha negado que la renuncia a su cargo de Sandberg tenga nada que ver con una investigación reciente sobre si usó recursos de Meta para tratar de anular una noticia sobre su ex novio. Y ha asegurado que la investigación ha terminado y se ha resuelto, según informa Bloomberg.

Antes de incorporarse a Facebook, Sandberg trabajó en Google, en el Banco Mundial y en el Departamento del Tesoro durante el Gobierno de Bill Clinton. Pese a que Zuckerberg ha escrito que ella le enseñó mucho "y ha estado ahí durante muchos de los momentos importantes de mi vida, tanto personal como profesionalmente", algunos medios como The Wall Street Journal, han ido publicando cómo el poder de la ejecutiva se había ido recortando a medida que otros ejecutivos iban ganando peso. Era el caso del jefe de Tecnología, Mike Schroepfer, del vicepresidente Javier Oliván, o del ex viceprimer ministro del Reino Unido, Nick Clegg, que fue promocionado a principios de este año, asumiendo formalmente algunas de las tareas políticas de la compañía que ella solía supervisar.

Sandberg deja su cargo a medida que Meta cambia su foco y pone rumbo al metaverso, impulsado por la realidad virtual. Un nuevo entorno que, como apunta Bloomberg, requiere una evolución significativa en el modelo de negocio del gigante de las redes sociales, y donde se prevé que Oliván, que conoció a Zuckerberg durante sus estudios en Stanford y se incorporó a Facebook en 2007 cuando contaba con 50 millones de usuarios activos, tenga un papel decisivo. 

El ingeniero español se reunió el pasado marzo con el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, para anunciar que Meta abrirá en España su primer Meta Lab del mundo y creará 2.000 empleos.

Normas
Entra en El País para participar