Puede que Facebook haya ganado tiempo vetando a Trump

El Congreso sigue dividido sobre las cuestiones de monopolio, y tiene asuntos más urgentes, como el Covid

Sheryl Sandberg, jefa de operaciones de Facebook.
Sheryl Sandberg, jefa de operaciones de Facebook. reuters

Facebook tiene un reto urgente: desviar la furia política. Para ello, la jefa de operaciones, Sheryl Sandberg, ha expuesto las razones por las que están en el lado correcto de la historia. No es una defensa hermética, pero puede que aguante.

El gigante es un balón de fútbol político por su papel en la amplificación del extremismo. El asunto ha llegado a su apogeo con el veto a Donald Trump tras la invasión del Capitolio. En una conferencia Reuters Next celebrada el lunes, Sandberg estableció un programa para un Facebook más constructivo.

El mensaje principal es que ninguna persona es demasiado poderosa. Bloquear a Trump da peso a esa afirmación, aunque durante semanas las redes sociales estuvieron repletas de contenido relacionado con el asalto. El segundo punto es que los mensajes de odio son solo una pequeña parte del universo de Facebook (solo el 0,1%, dice) y que están tratando activamente de eliminarlo. Es pequeño, pero suficiente para hacer un daño real si inspira violencia real.

Donde más firme pisa la red es en el negocio. Sandberg describió Facebook como “un salvavidas” para las pequeñas empresas que necesitan desesperadamente apoyo durante la pandemia. Es mucho decir, pero es cierto que muchas empresas se han mantenido vivas migrando sus negocios en línea. Por último, la compañía dice que también es buena con sus empleados, al permitir el trabajo a distancia y otros beneficios laborales por el Covid.

¿A quién va dirigido este discurso? No a sus 3.000 millones de usuarios, que probablemente no se marchen en masa con Trump. Es a los políticos que están debatiendo si se la debe frenar, por ejemplo en su capacidad para adquirir otros negocios. Los reguladores podrían, en el peor de los casos, romper el imperio. Y las big tech podrían perder algunas protecciones respecto a su responsabilidad sobre los contenidos.

Es muy probable que el tiro le salga bien. El Congreso sigue dividido, y tiene asuntos más urgentes, como el Covid. Y sobre todo, la salida forzada de Trump reducirá la atención y la controversia. Es posible que la defensa de Facebook haya ganado algo más de tiempo.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías