Seat y VW llamarán a revisión 118.000 coches por un chip defectuoso

El fallo podría afectar a 17.500 vehículos en España fabricados entre septiembre de 2020 y enero de 2022

Modelo Tarraco de Seat.
Modelo Tarraco de Seat.

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha alertado este martes del riesgo de incendio en varios modelos Seat León, Tarraco y Cupra Formentor, fabricados entre septiembre de 2020 y enero de 2022 tras la detección de un fusible defectuoso que podría causar un cortocircuito. En este sentido, ha advertido de que el fallo podría afectar a un máximo de 17.500 vehículos comercializados en España.

La OCU indicó en su comunicado que fue el sistema de alerta rápida de productos peligrosos no alimentarios de la Unión Europea (Rapex) el que comunicó el mencionado fallo, que podría terminar causando un cortocircuito, con el "consiguiente riesgo de incendio y, por lo tanto, de accidente". Según la OCU, el problema podría afectar a hasta 15.000 Seat León y 2.500 Seat Tarraco comercializados en España.

Desde Seat, por su parte, han indicado que "el grupo Volkswagen ha descubierto que un fusible del sistema de propulsión de algunos vehículos híbridos enchufables puede tener defectos en casos concretos". "En casos excepcionales, sería posible que este fusible no funcionara correctamente en caso de sobretensión. Por ello, como parte de la llamada a revisión, se instala una alfombra aislante como medida de precaución", ha añadido la compañía.

"Los propietarios de los modelos híbridos enchufables que estén afectados, de los modelos Seat León y Tarraco, y Cupra León y Formentor serán informados y contactados para acudir a los talleres. En las marcas Seat y Cupra, 27.149 vehículos están afectados por la medida, y 118.000 vehículos en todo el Grupo Volkswagen", ha informado Seat.

Normas
Entra en El País para participar