Los empleados de Telefónica España se vuelcan con el teletrabajo y piden 6.100 sillas

El 81% de los empleados se acoge al trabajo en remoto acordado en el convenio para el 40% de la jornada laboral

Un total de 13.271 personas han formalizado su adhesión a estas fórmulas

Los empleados de Telefónica España se vuelcan con el teletrabajo y piden 6.100 sillas

Telefónica España ha hecho balance de la implantación del teletrabajo de forma permanente entre la plantilla, tras el retorno a la normalidad una vez terminadas las restricciones por la pandemia. Según fuentes sindicales, casi el 81,5% de los empleados de la compañía que podían solicitar el trabajo en remoto se han acogido a alguna de las fórmulas de teletrabajo, establecidas en el acuerdo para la prórroga del convenio de empresas vinculadas (CEV) hasta final de 2023, y han formalizado por completo el proceso.

En términos absolutos, un total de 13.271 empleados de Telefónica España han solicitado la adhesión a estos nuevos sistemas de trabajo. Del total de solicitudes, 8.595 corresponden a teletrabajo (38,04% mujeres y 61,97% hombres) y 4.676 a SmartWork (30,45% mujeres y 69,55% hombres). La fórmula del SmartWork o trabajo en movilidad está destinada a comerciales e ingenieros preventa y posventa, que requieren de flexibilidad en su jornada.

Por provincias, en el ámbito puro del teletrabajo, Madrid, donde la empresa tiene su sede, ha encabezado las solicitudes, con un total de 4.417, por 788 de Barcelona, 522 de Sevilla, 283 de Valencia, 243 de Vizcaya y 218 de La Coruña.

Más personal

Las cifras podrían no quedar ahí, La empresa estima que hay unas 900 personas que han iniciado los trámites de solicitud de teletrabajo que no han podido formalizarse finalmente por diversos motivos como son la firma del contrato pendiente, incidencias con el cuestionario PRL o empleados con el teletrabajo aprobado por su jefatura que aún no han terminado con el procedimiento completo.

Asimismo, hay 786 personas a las que van a reformular los días de teletrabajo asignado para lograr una mayor uniformidad.

En el citado acuerdo, empresa y sindicatos establecieron la opción de que los empleados pudieran teletrabajar un 40% de la jornada laboral, dos días a la semana. Según CC OO, un 31% ha optado por teletrabajar lunes y viernes, un 19% jueves y viernes y un 18% lunes y martes. Los empleados, no obstante, podrán modificar los días de teletrabajo, además de ampliar la opción para trabajar en remoto desde una segunda residencia.

Además, en el acuerdo se estableció que la compañía dotaría al empleado que teletrabajase de un ordenador (smart PC o similar), cascos, una línea móvil corporativa con datos ilimitados, conectividad fija con descuentos, además de una silla ergonómica. En este sentido, según CC OO, más de 6.100 personas han solicitado una silla ergonómica para poder teletrabajar (el 72% de los empleados que podían solicitarlas).

A su vez, casi 2.300 empleados han pedido líneas corporativas para poder teletrabajar y algo más de 2.230 han solicitado terminales para esas tareas.

Lo cierto es que Telefónica parece dar ejemplo en el uso de la tecnología para teletrabajar, que comercializa a empresas de otros sectores.

Normas
Entra en El País para participar