Bancos centrales

Las subidas de tipos frente a la inflación toman una dimensión planetaria

Islandia, India y Brasil los elevan el mismo día que la Fed y para hoy se espera otro aumento por parte del Banco de Inglaterra

Suiza y Japón son las grandes excepciones al cambio de rumbo monetario

Tipos interés pulsa en la foto

La Reserva Federal fue ayer la protagonista indiscutible del cambio de rumbo que han emprendido los bancos centrales de todo el mundo con el que combatir la inflación, que se ha acelerado tras la pandemia y con la reciente crisis energética desatada con la guerra en Ucrania. Pero la Fed ni mucho menos estuvo sola ayer en su decisión de subir los tipos en medio punto, en la que ha sido el alza más intensa desde el año 2000.

En la jornada de ayer también hubo subida de tipos en Islandia –de 100 puntos básicos y con idea de nuevas alzas– y en la India, que sorprendió con un incremento de 40 puntos básicos. También se reunía ayer el Banco Central de Brasil, que decidió una subida de otros 100 puntos básicos en los tipos de interés, al 12,75%.

La inflación está siendo el detonante abrumador para el endurecimiento de las políticas monetarias a escala planetaria. Los precios ya habían comenzado a subir con fuerza tras el regreso abrupto a la actividad que sucedió al frenazo por la pandemia, empezaron a desbordarse con los continuos cuellos de botella en los suministros y han terminado por explotar, con alzas no vistas en los últimos 40 años, con el encarecimiento de la energía que ha provocado la invasión rusa de Ucrania.

Las alzas de tipos se extienden por las economías desarrolladas y también por las emergentes, con especial intensidad en América Latina, cuyas economías acusan una elevada inflación.

En Europa, el banco central pionero en las alzas de tipos fue el de Noruega. En septiembre del año pasado se convirtió en el primer gran banco central occidental que subía los tipos desde el inicio de la pandemia. Antes de que acabara 2021, le siguió el Banco de Inglaterra, en un giro de política monetaria con el que llegaron tres alzas de tipos entre diciembre de 2021 y marzo de este año, que ya han devuelto el precio del dinero a los niveles previos al Covid-19. Para hoy se espera una nueva subida de otros 25 puntos básicos, hasta el 1%.

En Europa, también el Banco de Suecia cedió recientemente a las presiones de la inflación y a finales de abril decidió una primera subida de tipos de 25 puntos básicos, renunciando al planteamiento anterior por el que no contemplaba elevar el precio del dinero hasta 2024. En Europa del Este, las subidas de tipos se han acelerado en Polonia, Hungría, Rumanía y la República Checa a raíz de la guerra en Ucrania, que ha depreciado con fuerza las divisas de estos países vecinos. El alza de tipos incluso empieza a asomar en la zona euro: el BCE ha terminado por aceptar que la inflación se desborda y pese a que también le preo­cupa el impacto del alza de los precios sobre el crecimiento, la primera subida de tipos podría llegar tan pronto como en julio. En todo caso, con seguridad antes de que termine el año, cuando la facilidad de depósito –ahora en el -0,5%– podría quedar a cero o incluso en positivo, según espera el mercado.

En las antípodas, Australia anunció este martes su primera subida de tipos desde 2010 para combatir la inflación. Y Nueva Zelanda acometió un primer aumento ya el pasado octubre, al que han sucedido otras tres alzas.

Las grandes excepciones son Suiza y Japón. El Banco Nacional de Suiza mantiene los tipos en el -0,75%, sin que se esperen alzas en este año. A diferencia de lo que sucede en numerosas economías, la fortaleza del franco suizo está permitiendo mantener a raya la inflación, que rondará el 2% según los expertos. En Japón, ni siquiera un yen en mínimos de 20 años frente al dólar impulsa al banco central a endurecer su política. Aun al contrario, ha reactivado las compras de deuda para frenar el aumento del coste de financiación. El caso de Turquía es todavía más excepcional: mantiene tipos en el 14% pese a una inflación del 61%.

 

Normas
Entra en El País para participar