Guerra en Ucrania

Bruselas aprieta a Moscú al proponer un embargo petrolero y nuevas sanciones

Von der Leyen plantea un periodo transitorio y extender las sanciones al tráfico marítimo

Bruselas aprieta a Moscú al proponer un embargo petrolero y nuevas sanciones
AP

La UE ultima un embargo total al petróleo ruso. La presidenta de la Comisión Europea, Úrsula Von der Leyen, ha adelantado al Parlamento Europeo este miércoles el sexto paquete de sanciones contra Rusia a raíz de la guerra en Ucrania, del que el corte del suministro de petróleo a Rusia será la medida estrella. Estas medidas, que se están negociando entre los embajadores de los 27 países del club, plantean un periodo transitorio para adaptar las economías de la Eurozona y un estatus especial para los países más reticentes a la medida.

"Seamos claros, no será fácil. Algunos estados miembro son fuertemente dependientes pero debemos trabajar en ello", ha proclamado la jefa del Ejecutivo comunitario en el pleno del Parlamento Europeo reunido en Estrasburgo, "Será una prohibición total de las importaciones de todo el petróleo ruso, marítimo y de oleoducto, crudo y refinado", dijo añadiendo que Bruselas prevé asegurarse de que el veto se ejecute de forma "ordenada", para que los países del club comunitario tengan tiempo de buscar alternativas de suministro y contener el impacto en los mercados.

El desenganche del petróleo ruso sería progresivo: los estados tendrían hasta seis meses para dejar de comprar crudo y hasta finales de año para productos refinados, según las palabras de la jefa del Ejecutivo comunitario. Con todo, los mercados reaccionaron con rapidez. El petróleo Brent, de referencia en Europa, sube más del 4% y supera los 109 dólares por barril.

Este sexto paquete de sanciones a Ucrania se está debatiendo actualmente entre los embajadores de los veintisiete países miembros. El problema está en que su luz verde requiere de la unanimidad de todos los Estados. Si bien Bruselas plantea dar más plazo a Eslovaquia y Hungría para aplicar el embargo al petróleo, el Gobierno ultraderechista de Orban, aliado de Putin en la UE, ha asegurado que no ven garantías de que las sanciones preservan "la seguridad energética" del país ni sobre cómo se gestionaría ese periodo transitorio.

El otro gran escollo para que la UE corte las importaciones de petróleo ruso, la posición alemana, ha sido superado durante las últimas jornadas. Este miércoles El Ministro de Economía, Robert Habeck, ha declarado el miércoles que "el período de transición es lo suficientemente largo como para que podamos tomar todas las precauciones para crear alternativas al petróleo ruso en Alemania".

La propuesta también prohíbe a los buques y empresas europeas prestar servicios -incluidos seguros- vinculados al transporte de petróleo y productos rusos a nivel mundial, según publica Bloomberg  citando fuentes diplomáticas. Alrededor del 95% de la cobertura de responsabilidad civil de los petroleros del mundo se de responsabilidad civil de los petroleros del mundo se realiza a través de una organización con sede en Londres que tiene que cumplir con la legislación europea.

Sin este seguro, Rusia y sus clientes tendrían que que buscar alternativas para los riesgos, incluidos los derrames de petróleo y los percances en el mar, que pueden llegar a costar miles de millones de dólares, complicando y encareciendo de forma notable las exportaciones. .

Además, este sexto paquete comprende otras muchas medidas. Una de ellas es excluir al banco ruso Sberbank, el mayor banco ruso, del sistema de mensajería financiera SWIFT, así como al Credit Bank of Moscow y al Russian Agricultural Bank.El paquete también prohibirá las transacciones inmobiliarias con con ciudadanos, residentes y entidades rusas, con exenciones para los residentes de la UE.

Entre las medidas que se pretenden adoptar, según fuentes diplomáticas, la CE ha propuesto congelar los bienes del patriarca Kirill, jefe de la Iglesia Ortodoxa Rusa. El Patriarca ha sido agregado a un borrador de lista negra que ya incluye a cientos de militares y empresarios cercanos al Kremlin a quienes la UE acusa de apoyar la guerra en Ucrania. La sanción, que implicaría la congelación de activos y la prohibición de viajar, necesita el respaldo de los estados de la UE para ser adoptada.

El año pasado, la UE obtuvo el 27% de sus importaciones de petróleo de Rusia, abonando 99.000 millones de euros por el suministro de hidrocarburos. La interrupción de los flujos de petróleo se considera más manejable que la interrupción del gas natural porque las fuentes alternativas de crudo son más fáciles de encontrar. El gas, por el contrario, fluye mayoritariamente por oleoductos. El gasóleo, cuyo suministro estaba limitado incluso antes de que comenzara la guerra, se verá especialmente afectado por las eventuales sanciones.

Normas
Entra en El País para participar