Renault estudia vender parte de sus acciones de Nissan para financiar su electrificación

La operación también busca equilibrar la desigual estructura accionarial de los socios de la Alianza

La compañía francesa analiza la posibilidad de lanzar a Bolsa por separado su negocio de vehículos eléctricos

El consejero delegado de Renault, Luca de Meo.
El consejero delegado de Renault, Luca de Meo. AFP

El fabricante francés de vehículos Renault quiere desprenderse de una parte del 43% de acciones que posee de Nissan, su principal socio en la Alianza en la que también está Mitsubishi. Según información de Bloomberg, la automovilística que dirige Luca de Meo busca dos objetivos: por un lado, financiar el plan de electrificación de Renault; y por el otro, mejorar las relaciones entre ambas compañías, deteriorada tras los escándalos judiciales del que fuera presidente de ambas empresas, Carlos Ghosn, que está fugado de la justicia.

Con la venta parcial de los 1.830 millones de títulos que tiene Renault de Nissan, un paquete accionarial valorado en unos 7.100 millones de euros, el fabricante francés quiere equilibrar el peso accionarial que posee la una de la otra. Hoy, Nissan solo tiene el 15% de los títulos de la automovilística francesa (sin derecho a voto), frente al 43% que posee Renault de Nissan, que sí tiene derecho de voto.

La propia compañía japonesa estaría interesada en comprar parte de las acciones que quiere vender Reanult, según las fuentes citadas por Bloomberg, aunque el fabricante francés estaría buscando a su vez otros compradores. Estas negociaciones podrían durar varios meses. "Nissan está al tanto (...) Obviamente esto es algo que queremos discutir con ellos", ha indicado Thierry Pieton, director financiero de Renault.

Acelerar la electrificación

Esta operación podría suponer dinero fresco para Renault, que al igual que el resto de la industria del automóvil, se encuentra en pleno proceso de electrificación de su gama. El conjunto de la Alianza Renault-Nissan-Mitsubishi pretende invertir 23.000 millones de euros en la fabricación de vehículos eléctricos en los próximos cinco años.

Además de esta venta de acciones, el consejero delegado de Renault, Luca de Meo, planea escindir el negocio de coches eléctricos del de combustión y sacarlo a Bolsa por separado. Para la fabricación y desarrollo de vehículos eléctricos, la compañía gala busca socios por fuera de la alianza, algo que ha encontrado en la automovilística china Geely, con quien se ha asociado para el diseño y ensamblaje de este tipo de vehículos para los mercados surcoreano y chino.

Normas
Entra en El País para participar