La alta exposición de Renault al mercado ruso lastra sus resultados

Las entregas de vehículos de la compañía bajaron un 17% en el primer trimestre del año, mientras que su facturación se ha resentido un 2,7%

Concesionario de Renault en los alrededores de Nantes, Francia.
Concesionario de Renault en los alrededores de Nantes, Francia. REUTERS

El fabricante francés de coches Renault ha informado este viernes de que su cifra de negocio en el primer trimestre del año ascendió a un total de 9.700 millones de euros, lo que supone un descenso del 2,7% respecto al mismo periodo del ejercicio anterior. El motivo principal de la bajada de ingresos es la alta exposición de Renault a Rusia, donde la compañía es dueña del fabricante de vehículos Avtovaz. Este país es el segundo princial mercado de Renault, tan solo por detrás de Francia. De hecho, si se excluye al negocio en Rusia de sus resultados, Renault solo disminuyó sus ingresos un 1,1% entre enero y marzo, con 8.900 millones.

La automovilística, que en 2020 anunció su plan estratégico ‘Renaulution’, con el que pretende aumentar los márgenes por unidad mediante la optimización de costes, ha conseguido que la reducción de sus ingresos haya sido mucho menor que la de sus ventas. De esta forma, sus entregas se han desplomado un 17,1% en el primer trimestre del año, un porcentaje mucho mayor que la bajada de su cifra de negocio.

“La creación de valor está en el corazón de la estrategia del grupo Renault y se refleja en la actividad del primer trimestre de 2022. Nuestras ventas en los canales más rentables siguen progresando y la política comercial proactiva del grupo, desplegada desde mediados de 2020, da sus frutos”, ha indicado el director financiero Thierry Pieton en un comunicado. “En un entorno de mercado muy alterado por el conflicto de Ucrania, la crisis de los semiconductores y la inflación, el grupo continúa su recuperación y acelera el despliegue de su estrategia”, ha añadido el directivo.

La compañía también ha destacado que su cartera de pedidos en Europa “ya en un nivel récord a finales de 2021, continúa creciendo y asciende a 3,9 meses de ventas a 31 de marzo de 2022”. Entre esos pedidos se destaca el Dacia Spring, el modelo con el que la marca de bajo coste ha desembarcado en el mercado del vehículo eléctrico, que registró durante el primer trimestre un total de 20.500 pedidos.

Normas
Entra en El País para participar