Nuevo contrato formativo: opción para que pymes y autónomos amplíen su plantilla

El contrato de formación en alternancia ahorrará a las empresas de menos de 250 trabajadores las cotizaciones a la Seguridad Social

contrato formativo

El contrato de formación en alternancia se alza como una solución para que pymes y autónomos amplíen su plantilla. Esta nueva modalidad contractual sustituye al contrato de formación y aprendizaje.

Entre las novedades que incorpora, a raíz de la aprobación de la reforma laboral este tipo de contrato, destaca que las empresas de menos de 250 trabajadores se ahorrarán las cotizaciones a la Seguridad Social. Aquellas empresas que tengan más de 250 trabajadores, por su parte, tendrán bonificadas el 75% de las cuotas empresariales a la Seguridad Social por contingencias comunes.

Este tipo de contratos, indican desde el Centro Oficial de Formación Profesional, se podrán firmar con personas de cualquier edad. La única excepción en estos casos son las personas que tengan especialidades formativas o certificados de profesionalidad de nivel 1 y 2, en este caso, el límite de edad para firmar los contratos es de 30 años.

Asimismo, el contrato deformación en alternancia dedicará el primer año un 35% de la actividad a acciones formativas reduciendo la actividad laboral al 65%. El segundo año de contrato, en cambio, la actividad laboral ocupará el 85% del tiempo del profesional, mientras que éste solo dedicará un 15% de su actividad a la formación.

Reducir el desempleo juvenil

En esta modalidad contractual, la Seguridad Social se hará cargo del coste formativo del trabajador. Lo hará a través de bonificaciones a las empresas. Así, los centros de formación deberán diseñar planes ad hoc ajustándose a las necesidades de las empresas que contraten a estos trabajadores.

A nivel de salario, las empresas tendrán que asumir solo el 65% del salario base según convenio el primer año, mientras que el segundo año se harán cargo del 85% del salario.

Este tipo de contrato sirve para luchar contra las altas cifras de desempleo juvenil. A final de 2021 en España había aún más de 450.000 menores de 25 años en paro, según la Encuesta de Población Activa que elabora el Instituto Nacional de Estadística.

El director de Formación y Empleo de CCC, José Sancho, asegura que este tipo de contratos son una “gran oportunidad de incrementar la contratación juvenil a través de un mecanismo que favorece a la persona trabajadora con una formación que tiene relación directa en la actividad profesional retribuida que desempeña”.

Normas
Entra en El País para participar