Iberdrola y McDonald's promueven la instalación de 22 electrolineras

Permitirán cargar más del 80% de la batería de un vehículo eléctrico en menos de media hora

Electrolinera.
Electrolinera.

McDonalds's e Iberdrola han anunciado este miércoles la consolidación de su acuerdo para impulsar la movilidad sostenible en España este ejercicio, según han explicado ambas firmas en un comunicado.

La cadena de restauración reafirma su compromiso con la sostenibilidad avanzando en la puesta en marcha de nuevos cargadores eléctricos de 50 kilovatios (kW) para vehículos en los aparcamientos de sus más de 550 restaurantes.

Para ello, mantiene un acuerdo de colaboración con Iberdrola, que se ha traducido en la puesta en marcha de 22 puntos de recarga hasta la fecha, y que cuenta para este año con la instalación de nuevas electrolineras.

De esta forma, esta alianza se ha traducido ya en la instalación de más de una veintena de puntos de recarga en las poblaciones de Cáceres, Sagunto (Valencia), Valladolid, Alcalá de Henares y Alcorcón (Madrid), Badajoz, Golmayo (Soria), Mijas, Málaga y Palma de Mallorca.

La eléctrica prevé con una inversión de 150 millones instalar cerca de 150.000 puntos de recarga en  los próximos años

Entre las principales ventajas de estos cargadores está la posibilidad de cargar más del 80% de la batería de un vehículo eléctrico en menos de media hora.

La directora de Compras, Calidad y Medio Ambiente de McDonald's España, Natalia Mota, ha recalcado que esta alianza es parte del compromiso de la marca "con la movilidad sostenible". "Nuestros restaurantes ofrecen buenos momentos a nuestros consumidores a la vez que opciones y servicios que ayudan a cuidar el medio ambiente", ha indicado.

McDonald's promueve el uso del coche eléctrico y ofrece este servicio a cualquier persona que se acerque a aquellos restaurantes que cuenten con estos cargadores, sin obligación de realizar un pedido en sus locales.

Electrificación

Por su parte, el director comercial de España de Iberdrola, Alfonso Calderón, ha subrayado que "el compromiso de la electrificación de la economía y del transporte sigue marcando la hoja de ruta de la compañía y es algo que va totalmente en línea con la lucha contra el cambioclimático".

"Este tipo de acuerdos son un ejemplo claro de hacia dónde avanzamos, y servirá a todo el que quiera para utilizar el coche eléctrico de una manera cada vez más cómoda y sencilla", ha asegurado Calderón.

Iberdrola cuenta con un plan de movilidad sostenible, con una inversión de 150 millones de euros, con el que intensificará el despliegue de puntos de recarga para vehículos eléctricos en los próximos años.

La iniciativa prevé la instalación de cerca de 150.000 puntos de recarga, tanto en hogares, como en empresas, así como en la vía urbana, en ciudades y en las principales autovías en los próximos años.

Normas
Entra en El País para participar