Guerra en Ucrania

Bruselas propone prohibir las importaciones de carbón de Rusia

Añade cuatro bancos más a la lista negra y trabaja sobre un posible veto al petróleo

Una mujer espera noticia de sus familiares en una zona bombardeada de Mykolaiv.
Una mujer espera noticia de sus familiares en una zona bombardeada de Mykolaiv. REUTERS

La Comisión Europea propuso hoy un quinto paquete de sanciones a Moscú por la invasión de Ucrania, que incluye la prohibición de importar carbón de Rusia y las transacciones con cuatro bancos de ese país, así como el cese de ciertas exportaciones europeas de tecnología, madera, marisco o licores.

"Pero esto no es todo. Estamos trabajando en sanciones adicionales, incluso sobre las importaciones de petróleo", ha asegurado la presidenta de la Comisión Europea, Von der Leyen, en una declaración difundida por el Ejecutivo comunitario, en la que aseguró que "tomar una posición clara no es solo crucial para nosotros en Europa, sino también para el resto del mundo" y para "el orden mundial".

Las compras europeas de carbón suponen unos 4.000 millones de euros al año en ingresos para Moscú. Los bancos concernidos, entre ellos el VTP, el segundo del país, tienen una cuota de mercado doméstica del 23%, indicó von der Leyen.

"Rusia está librando una guerra cruel y despiadada, también contra la población civil de Ucrania. Necesitamos mantener la máxima presión en este punto crítico. Así que hoy estamos proponiendo un quinto paquete de sanciones"

Entre las otras de las sanciones que se aplicarán están la prohibición de que los buques rusos accedan a los puertos de la UE y de que los operadores rusos y bielrrusos de transporte entren por carretera. Asimismo, se aplican nuevas prohibiciones a las exportaciónes, por valor de 10 000 millones de euros, en los semiconductores avanzados, la maquinaria y los equipos de transporte.

Alemania, que previamente había bloqueado los esfuerzos para embargar la energía rusa, está lista para considerar una prohibición del carbón ruso, y según la agencia Bloomberg estaría en conversaciones con la UE sobre el momento de tal medida. 

Rusia suministra aproximadamente la mitad del carbón térmico del continente, que se utiliza para alimentar sus centrales eléctricas y generar electricidad.  En este sentido, las naciones de la UE están profundamente divididas sobre los próximos pasos y algunos gobiernos continúan presionando por al menos una señal esta semana de que el bloque está buscando reducir las importaciones de petróleo ruso.

Europa ha sido históricamente un importante importador de carbón ruso, en particular carbón térmico que se utiliza en la generación de energía. El carbón térmico representa alrededor del 90% de las exportaciones totales de carbón de Rusia, según datos de la Administración de Información Energética (EIA) de EE. UU. Como parte de los esfuerzos para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, muchos países europeos han tratado de reducir la cantidad de electricidad que generan utilizando carbón, pero aun así representó alrededor del 15 % de la combinación de electricidad de Europa en 2021.

"La participación de Rusia en las importaciones de energía térmica de la UE el carbón es casi el 70%. Alemania y Polonia dependen particularmente del carbón térmico de Rusia", han afirmado los analistas de Bruegel el mes pasado. Los datos de Bruegel mostraron que el 67% de las importaciones de carbón térmico de Alemania y el 81% de las importaciones de carbón térmico de Polonia provinieron de Rusia en 2020. Por tonelaje, Alemania fue el mayor importador de carbón ruso en Europa en 2020, según mostraron los datos, con 12,8 millones de toneladas.


Normas
Entra en El País para participar