Salud

Grifols se revaloriza un 11% en Bolsa desde el miércoles

En esa jornada, Bloomberg recogió supuestos intereses de inversores por la farmacéutica

Víctor Grífols Deu, co-consejero delegado de Grífols.
Víctor Grífols Deu, co-consejero delegado de Grífols.

Grifols volvió este lunes a protagonizar la mayor subida del Ibex 35 después de que la semana pasada los inversores vieran dispararse los títulos de la farmacéutica catalana. Las acciones clase A se revalorizaron en la sesión del lunes un 5,47% hasta los 17,36 euros.

Desde el pasado miércoles, estos títulos de clase A han mejorado un 11%. El alza en el precio de las acciones comenzó esa jornada después de que la agencia Bloomberg se hiciera eco de un rumor publicado en el blog británico Betaville, en el que se aseguraba que se estaría preparando una opa por el laboratorio catalán, aunque en esa misma noticia se apuntaba a que era una información sin contrastar.

Álvaro Arístegui, analista senior de Renta 4, apuntó tras conocerse las informaciones que, dada la valoración actual de la compañía y los precios a los que se suelen pagar los activos en este tipo de negocios “no es de extrañar que haya grupos interesados”. Aun así, no percibe que sea sencillo: “No obstante, dado el actual nivel de deuda que mantiene Grifols y que las acciones con derecho a voto (clase A) están bajo el control del núcleo duro de accionistas (35% del total de la compañía, pero estimamos que por encima del 50% de las acciones de clase A), no sería fácil hacerse con la compañía sin contar con el beneplácito de la familia Grifols”. Aunque considera que ambas situaciones pueden ser compatibles, lo que podría llevar a algún tipo de acuerdo. En la información se mencionaba que una firma norteamericana y otra del Reino Unido serían las interesadas.

En un comentario recogido por Bloomberg, Santander indica que la probabilidad de una adquisición de Grifols es “muy baja”, ya que no espera que la familia acuerde una operación de venta o fusión. La propia Grifols se encuentra actualmente en plena opa sobre su rival alemana Biotest.

La compañía está duramente castigada en Bolsa por los problemas que ha tenido para obtener plasma en EE UU por la pandemia de Covid-19. En un año, los títulos de clase A se han dejado un 21% y desde el comienzo de la pandemia un 40%. La multinacional cerró el periodo de julio a diciembre con unas pérdidas de 84 millones, frente a los 400 millones de beneficio del periodo anterior.

Normas
Entra en El País para participar