Audi y Porsche, en carrera por meterse en la Fórmula 1

La vía más probable para entrar en la competición será mediante la asociación con otras firmas que ya están en ella

El grupo Volkswagen, dueño de ambas marcas, está en conversaciones con las escuderías McLaren y Red Bull

Logo de la marca de lujo Porsche.
Logo de la marca de lujo Porsche. AFP

El grupo automovilístico Volkswagen planea dar luz verde a sus marcas Porsche y Audi para que entren en la competición de la Fórmula 1. La semana que viene la compañía tiene prevista una reunión en la que tratará este asunto, según señalaron fuentes conocedoras de los planes del fabricante a Reuters. "Ojalá podamos comunicar nuestra intención de entrar en la Fórmula 1 entonces", aseguró una de las personas consultadas, mientras que otra fuente comentó que esa reunión "es una buena posibilidad" para hacer oficial el anuncio. El consorcio, por su parte, no ha hecho comentarios al respecto.

El método más probable para que Porsche y Audi entren en la competición, según la información que había adelantado en un principio Business Insider, es asociándose con marcas que ya corren en la Fórmula 1. En este sentido, Audi y McLaren negaron el año pasado las informaciones que apuntaban a que ya habían sellado una alianza, aunque reconocieron que estaban en conversaciones y que probablemente darían a conocer su decisión en el plazo de un año. Este acuerdo contemplaría el pago de 500 millones de euros de Audi a McLaren.

Por su parte, Porsche tiene la intención de establecer una asociación a largo plazo con el equipo de carreras Red Bull dentro de varios años. Volkswagen no ha estado involucrado anteriormente en la Fórmula 1, pero ha trabajado con Red Bull, especialmente en el campeonato mundial de rally.

Otra fuente indicó el pasado mes de noviembre que la decisión final de Volkswagen dependerá de si la Fórmula 1 cumple con sus planes de cambiar a combustibles sintéticos para 2026 y del progreso de McLaren con respecto a la electrificación de sus vehículos. Esto último es muy importante para VW ya que es uno de los grupos automovilísticos que más dinero está destinando a la electrificación de su gama y de sus fábricas.

Además de este posible salto a la Fórmula 1, el grupo discutirá en la reunión de la próxima semana el impacto en sus finanzas de la guerra entre Rusia y Ucrania, un conflicto que ha golpeado al sector en un momento en el que todavía no se ha recuperado de la crisis de semiconductores.

Normas
Entra en El País para participar