Bfree se lanza a captar cinco millones de euros para crecer en Europa

Ya tiene filiales en Reino Unido, Portugal, Francia e Italia. Defiende el sistema de control de la Agencia Tributaria

Alicia Maniega, consejera delegada de Bfree
Alicia Maniega, consejera delegada de Bfree

Bfree se prepara para retomar el plan estratégico que dejó aparcado en marzo de 2020 como consecuencia de la irrupción del coronavirus y la desaparición del turismo. La tecnológica creada en 2017 estaba especializada en la gestión de la devolución del IVA de las compras para los turistas comunitarios. En 2019, solo dos años después de su fundación, la firma logró gestionar ventas libres de IVA por valor de cinco millones de euros, facturó un millón de euros, logró beneficio operativo y se expandió a Reino Unido y Portugal.

El covid paralizó el negocio, pero no el ánimo de la compañía por seguir creciendo. En los dos años de pandemia ha abierto filiales en Francia e Italia y quiere aprovechar la recuperación del turismo para implantarse en todos los grandes mercados emisores europeos de viajeros. “Vamos a desplegar el plan de expansión internacional para lo cual vamos a iniciar una ronda de inversión de cinco millones de euros”, avanza Alicia Maniega, consejera delegada de la compañía, que abre la puerta a la posible entrada de socios en el capital de la compañía.

Frente a las críticas de un determinado grupo de tecnológicas, capitaneadas por la israelí Refundit, apoyada en CEOE y Adigital, sobre las dificultades de penetración en el mercado español de ventas taxfree, en el que la firma suiza Global Blue tiene una posición de dominio, Maniega se desmarca del resto de empresas con un elevado com-ponente tecnológico. “No vamos en contra de ningún operador de la competencia, ni abogamos por ningún cambio regulatorio, ya que consideramos fundamental el control del fraude que existen en los actuales sistemas de valida-ción digital tanto en España como en el resto de Europa”.

La consejera delegada de Bfree considera muy arriesgada la propuesta de estas empresas, que proponen que con una fotografía de la factura sea suficiente para poder validarlas. Y considera que podría fomentar el fraude por dos vías. “La primera se produce en aquellas empresas que no reembolsan el dinero a los clientes y la otra es la de ciudadanos extracomunitarios residentes en España que reclaman la devolución de sus compras cuando en realidad no son turistas”, precisa Maniega.

El sistema DIVA, gestionado por la Agencia Tributaria, está implantado desde el 1 de enero de 2019 y obliga a to-dos los turistas no residentes en la UE a sellar digitalmente el formulario de taxfree para que se les reintegre el IVA de las compras. “No podemos dejar a la tienda al margen, porque la esencia de este servicio es que la tienda utilice el descuento que supone el tax free para vender más y esa es precisamente nuestra misión”, recalca. En su opinión, el principal objetivo que debe mover a la empresa no es maximizar el beneficio, si no “mejorar la experiencia de compra del cliente que compartimos con la tienda y que esta aproveche al máximo las oportunidades de negocio que genera el turismo de compras”.

El rentable negocio del turismo de compras

Los turistas de largo radio procedentes de América, Ásia y África son los principales motores del turismo de compras en España. Antes de la crisis del coronavirus, solo el 15,4% de los viajeros procedía de esas tres zonas del mundo, pero eran responsables del 27% del gasto.

En esta clasificación destacó el avance de cuatro mercados. El gasto anual de los turistas chi-nos creció un 65%, desde 795 a 1.310 millones de euros, tanto por la mayor llegada de viajeros y las estancias más largas. En el caso de EE UU, el gasto medio evolucionó de 4.745 a 5.238 millo-nes de euros; el de los canadienses, que pasó de de 836 a 898 millones de euros, y el de los japo-neses desde los 916 a 982 millones de euros. Taxfree para turistas

Normas
Entra en El País para participar