Ya puedes pagar Spotify sin contar con Google, y son buenas noticias
Pexels

Ya puedes pagar Spotify sin contar con Google, y son buenas noticias

Un acuerdo entre ambas compañías así lo permite

El tiempo de los monopolios de las tiendas de aplicaciones oficiales llega a su fin, al menos en lo que tiene que ver con la forma en la que se pagan las apps que se descargan desde ellas. El primer paso que ha dado Google al respecto se acaba de conocer, y no ha podido ser más acertado, ya que en él está implicado Spotify.

Se ha comunicado un acuerdo entre las dos compañías que aumenta las opciones que se tienen a la hora de realizar los pagos en los servicios que se contratan en el servicio de música en streaming. Al contrario de lo que ocurría antes, ahora cuando se descarga la aplicación correspondiente desde la Play Store, cuando se ofrecen las opciones para pagar la suscripción no aparece cómo nunca posibilidad la pasarela de Google. Existe una más que es la propia de Spotify y es el usuario el que decide cuál es la que más le convence.

Este es un cambio importante que demuestra que las cosas están cambiando y que la presión ejercida por Epic Games en su momento han dado sus frutos (así como las medidas tomadas por países como Corea del Sur respecto a los monopolios en las tiendas de aplicaciones). Además, todo llega mediante un acuerdo de colaboración, lo que siempre es positivo, ya que no hay rupturas o cosas extrañas en las implementaciones que al final acaban por fastidiar a los usuarios.

¿Esto es bueno para los usuarios?

Pues lo cierto es que sí, porque se amplían las opciones que se tiene a la hora de contratar suscripciones o pagar la descarga de aplicaciones que no son gratuitas. Por lo tanto, será posible disfrutar de posibilidades adicionales que puedan surgir -como por ejemplo ofertas puntuales de cada una de las pasarelas o, simplemente, seleccionar la que genera una mayor confianza-. Es decir, que se cumple lo de siempre: mejor cuantas más posibilidades de elección existan.

Interfaz de la aplicación de Spotify
Pexels

Además, todo esto ocurre sin que existan complicaciones añadidas a la hora de descargar la app y proceder a los pagos, ya que el funcionamiento de las novedades es perfecto: una vez que se instala el desarrollo, en la pantalla en la que se elige el tipo de cuenta si se selecciona una que tiene coste mensual, aparecen las dos opciones que hemos comentado. Simplemente, hay que indicar una y proporcionar los datos correspondientes. Todo muy sencillo.

La verdad es que esto, que parece algo poco importante, no lo es, ya que la cantidad de dinero que mueven las tiendas de aplicaciones es muy grande (especialmente si se tiene en cuenta que existen los pagos integrados en las aplicaciones) y, por lo tanto, el reparto del pastel es algo que preocupa -y mucho- a las compañías. Y, posiblemente, esto será de lo más beneficioso para los usuarios por tener más opciones y "disfrutar" una sana competencia.

Normas
Entra en El País para participar