Biden pide expulsar a Rusia del G20 por la invasión a Ucrania

El presidente estadounidense amenaza con una respuesta "proporcional" si Moscú emplea armas químicas en su avance a Kiev

El presidente de EE UU, Joe Biden, este jueves en Bruselas.
El presidente de EE UU, Joe Biden, este jueves en Bruselas. AFP

Estados Unidos enducere su pulso con el Gobierno de Vladímir Putin. El presidente estadounidense, Joe Biden, ha formalizado este jueves su petición de expulsar a Rusia del G20 como castigo por su invasión del territorio ucraniano, a la vez que ha prometido una respuesta "proporcional" si Moscú emplea armas químicas en Ucrania.

Biden ha fijado su posición tajantemente durante una jornada maratoniana en Bruselas, en la que participó en tres cumbres sobre Ucrania: una de la OTAN, otra del G7 y otra de la Unión Europea (UE).

El mandatario ha revelado que pidió a sus aliados expulsar a Rusia del G20, a pesar de que Putin ya ha confirmado su asistencia a la cumbre del grupo que se celebrará a finales de este año en Indonesia. En este sentido, ha señalado que si el país anfitrión no está de acuerdo con vetar la asistencia del presidente ruso al encuentro, se debería permitir "que Ucrania también pueda asistir a las reuniones" del G20.

Rusia ya fue expulsada la década pasada del grupo de economías industrializadas conocido entonces como G8, que pasó a llamarse G7, después de su invasión de la península ucraniana de Crimea en 2014.

El mandatario estadounidense ha reconocido además que las sanciones internacionales probablemente no conseguirán que Rusia detenga a corto plazo la guerra en Ucrania. Aun así, Estados Unidos ha anunciado este jueves un nuevo paquete de sanciones contra 328 diputados de la Duma rusa y también al propio órgano legislativo, así como a oligarcas como Herman Gref, principal responsable del banco Sberbank, y Genadi Timchenko. Washington ha señalado, además, a 48 grandes empresas públicas vinculadas a la industria de Defensa.

A pesar de esa aparente contradicción, Biden confió en que si los aliados "mantienen" la presión sobre Moscú, el líder ruso sienta cómo "aumenta el dolor" y cambie de trayectoria en Ucrania. "Si eres Putin y piensas que Europa va a ceder en un mes o seis semanas o dos meses, puedes aguantar lo que sea durante ese mes. Por eso pedí que (los aliados) nos reuniéramos, porque tenemos que mantenernos completamente, totalmente unidos", ha afirmado.

No obstante, Biden admitió en su rueda de prensa que tanto Europa como Estados Unidos van a notar "el precio de las sanciones" y de la guerra en Ucrania, y que habrá escasez de alimentos porque tanto Rusia como Ucrania han sido "las cestas de pan de Europa". Al respecto, ha insistido en que la escasez de alimentos derivada de la guerra "va a ser real".

También ha asegurado que había hablado con los líderes del G7 sobre cómo agilizar el comercio de trigo y "acabar con las restricciones comerciales" en el envío de alimentos al extranjero, para que otros países productores como EE UU y Canadá puedan suplir el vacío dejado por Ucrania y Rusia.

Normas
Entra en El País para participar