Finanzas

El Kremlin dice que ha ordenado el pago de la deuda, pero el dinero no llega a los inversores

Moscú debe afrontar hoy el abono de 105 millones en intereses

Montaje de una moneda de rublo y una tarjeta de crédito rusa.
Montaje de una moneda de rublo y una tarjeta de crédito rusa. AFP

El eventual impago de la deuda rusa está en una zona indefinida, en el día en el que vence el pago de intereses de dos emisiones de deuda denominada en dólares. Según ha informado la agencia rusa RIA Novosti, citando al ministro de Finanzas Anton Siluanov, Moscú ha ordenado el pago de la deuda en dólares, pero no  puede garantizar el abono al inversor final a causa de las sanciones. En todo caso, Rusia tendría 30 días de periodo de gracia para ponerse al corriente de los pagos, por lo que la eventual declaración de default no sería inmediata.

"El pago ha llegado al banco estadounidense que es el titular de nuestra cuenta en divisas", dijo Siluanov, "actualmente el pago se está procesando y hasta ahora no hemos sobre si se ha efectuado o no, de modo que no se ha realizado. Pero sabemos que el banco está en conversaciones con la OFAC (oficina estadounidense encargada de aplicar las sanciones financieras) y nos ha pedido la información necesaria sobre el propósito del pago. Así que actualmente estamos esperando la información de nuestro banco", ha declarado a la agencia.

Aunque las declaraciones suponen un cambio respecto a la ambigüedad con la que se había manifestado Moscú hasta el momento, a cierre del mercado en Londres los inversores no habían recibido los pagos, según Reuters. Un gestor de inversiones que tiene en cartera dicha emisión ha asegurado a esta misma agencia que no ha recibido confirmación del pago y no tenía información sobre si éste llegará a su destino. Reuters Guido Chamorro, gestor de Pictet, ha asegurado que  "lo que ocurre con los impagos es que nunca están claros, y esta no es una excepción".

El propio Siluanov ya sugirió que las sanciones podrían obligar a Rusia a hacer el abono en rublos. Una posibilidad que no está contemplada en las cláusulas legales de la emisión de bonos y que, por lo tanto, equivaldría a un impago parcial. Las sanciones occidentales han vetado el acceso de varios bancos rusos y del banco central al sistema financiero internacional, provocando que Rusia haya perdido en torno a la mitad de sus reservas de divisas, tal y como reconoció el propio Siluanov. Así, aunque por el momento empresas como Gazprom o Rosneft han abonado sus pagos en dólares gracias a una dispensa de la administración, persiste la duda sobre la deuda soberana.

En el mercado cotiza en niveles de impago, a un 20% del nominal, y la cotización de los CDS implica una probabilidad de impago del 70%. Además de los pagos de hoy, Rusia debe hacer frente este mes a 615 millones de dólares en cupones de emisiones de deuda  y, el 4 de abril, a un vencimiento de 2.000 millones de dólares.  El impago de la deuda soberana rusa afectaría a unos 40.000 millones de dólares en activos que hasta hace pocas semanas estaban considerados como de bajo riesgo.

Normas
Entra en El País para participar