Delivery

Glovo compra la startup portuguesa Kitch, su quinta adquisición en siete meses

La operación permitirá exportar la tecnología de Kitch para digitalizar restaurantes a los 25 países donde opera Glovo

Un repartidor de Glovo.
Un repartidor de Glovo.

Glovo, la empresa española de delivery adquirida por Delivery Hero, vuelve a sacar la chequera para seguir creciendo a través de adquisiciones. La compañía ha anunciado hoy la adquisición de la startup portuguesa Kitch, que se incorpora al grupo y que operará de manera totalmente independiente.

La operación sigue a las compras el pasado septiembre de Lola Market, en España, y Mercadão en Portugal, dos plataformas que conectan a los usuarios con supermercados, mercados de abastos y tiendas, con un total de más de 30 establecimientos asociados. Y de la adquisición el pasado enero de Socialfood, una plataforma de reparto de comida fundada en 2013 en Palermo que cuenta con más de 300 restaurantes asociados.

Según explican desde Glovo, que no ha facilitado el importe de la operación, Kitch, que ayuda a potenciar la digitalización de los restaurantes, pondrá su tecnología a disposición de un gran número de restaurantes y establecimientos en los países en los que Glovo está disponible, permitiéndoles, entre otras cosas, implantar un canal propio de ventas y agrupar y gestionar los pedidos que se reciben a través de otros canales.

Kitch, fundada por Rui Bento y Nuno Rodriguez, se integrará en el grupo junto con WinDelivery, la plataforma extremeña también adquirida recientemente por Glovo y que igualmente ofrece soluciones para que restaurantes y establecimientos impulsen sus líneas de delivery

Siguiendo las recientes adquisiciones de Lola Market y Mercadão, el objetivo es poder exportar la tecnología de Kitch a los 25 países en los que Glovo está disponible, con una expansión inicial a Italia y Georgia. El equipo de Kitch seguirá operando de manera totalmente independiente desde su sede en Portugal y prevé incorporar cerca de 50 nuevos profesionales antes de final de junio.

Además, la startup portuguesa conservará la autonomía de las operaciones y equipos, los sistemas de información y la confidencialidad de los datos. Con esta operación, Glovo quiere ofrecer a todos los restaurantes que colaboran con la app todos los productos y servicios que puedan necesitar, personalizando y mejorando su experiencia de delivery.

El restaurante tendrá ahora acceso a nuevas soluciones tecnológicas que le permitirán elegir su nivel de personalización acorde a sus necesidades, ya sea impulsar su delivery con plataformas como Glovo o lanzar su propia web con canal propio de reparto.

Ana Champetier, Vicepresidenta de Food Innovation de Glovo, señala que "con la adquisición de Kitch y WinDelivery podemos dar respuesta a las nuevas necesidades del mercado. Los restaurantes están mostrando un creciente interés en maximizar sus ventas online y queremos acompañarles en este proceso de digitalización, yendo más allá de su presencia en nuestra plataforma". Según la directiva, "crear su propio e-commerce, gestionar directamente a sus clientes y mejorar las operaciones en sus cocinas son pasos importantes para cualquier restaurante que quiera hacer crecer su delivery. Y desde Glovo queremos ayudarles a través de soluciones sencillas, accesibles y capaces de potenciar sus negocios”.

Bento, director general de Kitch, indica, por su parte, que quieren "que todos los restaurantes, independientemente de su tamaño o ubicación, puedan sacar el máximo partido a sus ventas digitales". El emprendedor destaca que la compra de su compañía por parte de Glovo les da la oportunidad de poner la tecnología Kitch a disposición de un gran número de restaurantes. 

Normas
Entra en El País para participar