VW superó su nivel de ganancias prepandemia en 2021 pese a perder 2,4 millones de ventas

La compañía obtuvo el ejercicio pasado un beneficio después de impuestos de 15.428 millones de euros

El fabricante incrementó en más de tres puntos el margen operativo de sus comercializaciones, que ascendió hasta el 7,7%

El consejero delegado del grupo Volkswagen, Herbert Diess, posa dentro del nuevo VW ID Buzz eléctrico.
El consejero delegado del grupo Volkswagen, Herbert Diess, posa dentro del nuevo VW ID Buzz eléctrico. AFP

El grupo automovilístico Volkswagen obtuvo el año pasado un beneficio después de impuestos (ganancia neta) de 15.428 millones de euros, lo que supone un incremento del 74,8% respecto a 2020 y superar ampliamente los 13.346 millones que ganó en 2019, último ejercicio antes de la pandemia. Este aumento exponencial de sus beneficios fue posible, según ha explicado el fabricante, gracias a la mejora del mix de producto y a unos precios más favorables. Así, la empresa obtuvo un margen operativo de sus ventas del 7,7%, casi el doble del que consiguió en el ejercicio precedente, cuando ese porcentaje se situó en el 4,3%.

Por su parte, la cifra de negocio de la empresa creció hasta los 250.220 millones de euros, lo que supone un aumento del 12,3% respecto a sus ingresos por ventas de 2020. Además, Volkswagen duplicó su beneficio operativo antes de impuestos hasta los 19.275 millones de euros, un 99,2% que los 9.675 millones que ganó en el ejercicio precedente.

VW consiguió todos estos buenos números a pesar de que sus entregas de coches cayeron un 4,5% en 2021 en comparación con un año antes, un ejercicio en el que la empresa ya había sufrido un fuerte desplome por culpa de la pandemia. En total, desde 2019, el fabricante alemán ha perdido 2,4 millones de ventas en el mundo (600.000 de ellas solo en 2021). De cara al presente ejercicio, Volkswagen prevé incrementar sus matriculaciones entre un 5% y un 10% respecto al año pasado, cuando vendió 8,88 millones de unidades, quedando por detrás de Toyota, que comercializó 10,49 millones de vehículos.

"Esta previsión se hace bajo el supuesto de que la pandemia no vuelva a tener más olas y que la escasez de productos intermedios y commodities será menos intensa. El año fiscal 2022 seguirá viéndose afectado por la escasez de oferta debido a la escasez estructural de semiconductores. Se prevé que la oferta de semiconductores mejore en la segunda mitad del año, en comparación con la primera mitad", ha explicado la empresa.

En este sentido, el fabricante espera que los ingresos de sus ventas suban entre un 8% y un 13% en comparación con 2021. En cuanto a su margen operativo, Volkswagen pronostica que se sitúe entre el 7% y el 8,5%.

Ford y VW amplían su colaboración en coches eléctricos

El fabricante de coches estadounidense Ford ha anunciado este lunes que el nuevo crossover eléctrico que lanzará al mercado en 2023 se basará en la plataforma de coches eléctricos MEB del grupo Volkswagen. A su vez, en el siguiente ejercicio, lanzará un nuevo modelo que también se ensamblará con esta plataforma. De esta forma, Ford prevé producir anualmente en Colonia, Alemania, un total de 1,2 millones de automóviles eléctricos basados en la plataforma MEB en un plazo de seis años. "La rentabilidad y la velocidad son ahora cruciales para lograr finalmente el avance de la movilidad eléctrica en Europa. Estamos abordando ambos retos de forma conjunta con Ford. El acuerdo de hoy acelerará aún más la electrificación de las dos empresas. Esto es también una prueba de los puntos fuertes de la plataforma MEB, que ofrece un conjunto único de alta tecnología, costes competitivos y rapidez en la ejecución de los proyectos. La plataforma eléctrica es, por tanto, la solución ideal para las empresas que buscan acelerar su electrificación", ha señalado Thomas Schmall, responsable de tecnología del comité ejecutivo del grupo Volkswagen.

Normas
Entra en El País para participar