Mercados

El rublo prosigue su desplome tras la calificación de bono basura de la deuda rusa

El Banco Central de Rusia fija una comisión del 30% para los particulares que cambien rublos a dólares

Monedas de rublo
Monedas de rublo REUTERS

El rublo ruso toca nuevos mínimos históricos  frente al dólar y el euro este jueves, después de que las agencias de calificación Fitch y Moody's rebajaran la calificación de la deuda soberana rusa a la categoría de "bono basura". La Bolsa de valores continúa cerrada por cuarto día consecutivo.

Según las cifras de Bloomberg, el rublo baja en el mercado de Moscú más de un 9% frente al dólar hasta costar 116,8 unidades por moneda estadounidense. Frente al euro cae casi un 8%, hasta situarse en 125,1 unidades. Es la primera vez que el rublo se negocia por debajo de 110 unidades por dólar en Moscú y la primera vez que supera las 123 unidades por euro. Desde que las tropas rusas entraron en Ucrania el 24 de febrero, el rublo ha bajado de un 30% frente al dólar. En el mercado internacional, contrariamente a la tendencia de estos días, la divisa cotiza algo más alta, en los 104 rublos por dólar.

La caída en picado de la moneda se deriva de las sanciones impuestas por Occidente, que ha impedido el acceso del Banco Central de la Federación Rusa a buena parte de las reservas de divisas, además de otras sanciones que, en la práctica, han desconectado Moscú del sistema financiero. La respuesta rusa ha sido implantar controles de capitales. Está vetada la transferencia de dinero al exterior o la venta de activos por extranjeros. Ahora, Moscú ha instaurado también un impuesto del 30% a la compra de divisa fuerte por parte de individuos.

Los analistas consideran, además, que la divisa no ha agotado su potencial bajista. "Si hubiera opciones de que los extranjeros vendieran sus activos en rublos, lo harían, lo que implica que hay una fortísima presión bajista", explica Chris Turner, responsable global de mercados en ING. "La volatilidad va a continuar, especialmente por la exclusión de los activos rusos de los índices de referencia".

El Ministerio de Finanzas ruso ha suspendido las compras de divisas extranjeras y de oro para este año, y ha ordenado a los exportadores rusos que conviertan el 80% de sus ingresos en divisas en rublos. Los extranjeros no pueden vender activos rusos y las entidades rusas no pueden atender pagos al exterior.

Las agencias de calificación crediticia Moody's y Fitch han rebajado la nota de la deuda soberana de Rusia hasta 'B3' y 'B', respectivamente, lo que la sitúa dentro de la categoría de muy alto riesgo y altamente especulativa, ya varios escalones por debajo del umbral del bono basura. Además, mantienen la calificación del país en revisión para posibles rebajas adicionales. S&P ya puso a Rusia en bono basura la semana pasada. 

La deuda rusa, asimismo, puede entrar en una paradójica situación cercana al impago. El Tesoro ruso ha ordenado el pago de 87 millones en intereses de un bono cuyo cupón vencía este jueves. No obstante, la cámara de compensación rusa ha indicado que, siguiendo las órdenes del banco central, los inversores extranjeros no recibirán los pagos. Eso sí, tendrán que pagar impuestos por este pago no recibido. 

Normas
Entra en El País para participar