Bruselas propondrá gravar las ganancias de las energéticas por la subida del gas

La Comisión Europea busca reinvertir los excedentes en fuentes renovables

Francia asegura que han hecho simulacros para medir el impacto en caso de que Rusia decidiera cortar el suministro de gas

Kadri Simson, comisaria de Energía de la Unión Europea, este jueves, en Bruselas.
Kadri Simson, comisaria de Energía de la Unión Europea, este jueves, en Bruselas.

El enfrentamiento entre Occidente y Rusia por la invasión militar del Kremlin en Ucrania ha dado en la llaga de Europa: su insostenible dependencia energética de Moscú. Los precios de esta energía, ya disparados en 2021, han roto los récords diariamente desde que empezó la ofensiva rusa hacia Kiev el jueves pasado. Solo el primer día, el gas llegó a subir un 60%. Pero con el avance de las sanciones impuestas al Gobierno del presidente ruso, Vladímir Putin, se ha despertado el temor de qué pasaría si Rusia decide cortar el suministro a Europa como represalia por las restricciones que ya sacuden a la economía rusa.

La carrera pendiente de la Unión Europea por alcanzar su soberanía energética se ha acelerado con el incremento del conflicto bélico que amenaza con dejar a algunos países como Austria a oscuras si Rusia decidiera cerrar el chorro de golpe. Así que para alcanzar la independencia energética, la Comisión Europea propondrá a sus Estados miembros fijar impuestos a las ganancias que hayan obtenido las compañías energéticas como producto de la subida del precio del gas y reinvertir esos excedentes en energías renovables.

Los países también podrían utilizar los ingresos para apoyar a los consumidores e industrias afectadas por los altos precios de la electricidad, siempre que dicha compensación no distorsione el mercado de la UE.

Esta será una de las medidas que el ejecutivo de la UE publique la próxima semana para reducir la dependencia del gas importado y hacer que los sistemas energéticos de sus países miembros sean más resilientes frente a los picos de precios.

Simulacro de independencia energética

La comisaria de Energía de la Unión Europea, Kadri Simson, ha asegurado este lunes que se han realizado simulacros "por si hubiera una disrrupción del flujo de gas" desde Rusia. "Queremos prepararnos para cualquier eventuralidad", ha afirmado la ministra, asegurando que el sistema energético europeo "no corre riesgo a corto plazo" si se concreta este escenario.

En esta misma línea, el vicepresidente económico de la Comisión Europea, Valdis Dombrovskis, ha señalado que Bruselas no descarta "ninguna medida", incluida la prohibición de importar gas ruso, entre las sanciones que está aprobando para intentar parar la invasión de Ucrania.

"Lo que puedo decir ahora respecto a las sanciones es que todas las opciones están sobre la mesa. No excluimos ninguna medida", dijo Dombrovskis en una intervención en el Parlamento Europeo para discutir el impacto que las sanciones a Rusia tendrán en la Unión Europea.

Por su parte, la ministra de Transición Energética de Francia, Barbara Pompili, también ha destacado la importancia de apoyar energéticamente a Ucrania para hacer frente a Moscú. "Para defenderse de la invasión rusa y responder a las necesidades de la población, Ucrania necesita energía", ha afirmado y ha explicado que el bloque comunitario apoyará al país asegurando el suministro de gas "con un flujo invertido de este a oeste", de Eslovaquia hacia Ucrania.

Normas
Entra en El País para participar