Geopollítica>

Las sanciones moderadas mitigan el alza de precios en las materias primas

Occidente permitirá las transacciones con los sectores agrícola y energético de Rusia para “minimizar consecuencias no deseadas”

Refinería de petroleo cerca de Moscú
Refinería de petroleo cerca de Moscú

La calma volvió a los mercados de las materias primas el viernes, aunque de forma muy relativa. Después de las subidas de hasta el 60% que se registraron este jueves tras el ataque ruso a Ucrania, los futuros del gas natural llegaron a desplomarse hasta en un 20% este viernes en el mercado neerlandés, que es el referente de la región. De igual manera, otras materias primas vinculadas a la región en conflicto, como el petróleo, el trigo y el paladio, han visto descensos en sus precios, tras marcar máximos de varios años esta semana. Los analistas atribuyen estos retrocesos a la continuidad, incluso el aumento, de los envíos energéticos rusos y a la moderación de las medidas económicas de Occidente, que no se han cebado de momento con la industria rusa de las materias primas.

Las represalias anunciadas por EE UU son flexibles con sectores estratégicos. Si bien castigan a las principales entidades bancarias rusas y a un grupo importante de oligarcas del entorno de Vladimir Putin, Washington ha indicado que se permitirán algunas transacciones relacionadas con el pago y consumo de la energía, los productos agrícolas, los artículos médicos y otros cinco sectores “para minimizar las consecuencias no deseadas en terceros”.

En el caso del gas, esto ha coincidido con el interés mutuo de Europa y Rusia por mantener las exportaciones. De hecho, gigante ruso Gazprom está cumpliendo sus contratos a largo plazo con las empresas energéticas europeas e incluso incrementando los flujos, lo que ha permitido que las utilities aceleren las compras y reabastezcan sus reservas estratégicas. Esto ha disipado el miedo al desabastecimiento en el contexto de un nivel anormal de desgaste del inventario. Los precios del gas, no obstante, se mantienen alrededor de un 37,5% por encima de las cifras anteriores al ataque.

Los analistas de BCS Global Markets aseguran que el gigante ruso del gas también se está beneficiando. Gazprom estaría aprovechando esta subida de precios para reponer las pérdidas que ha tenido en los últimos meses por limitar el flujo de gas a la región: “Los contratos a un mes de la empresa han sido poco rentables el último año, manteniendo bajas las exportaciones. Eso cambió el viernes, cuando los precios subieron y la demanda de gas ruso aumentó considerablemente. Podría aumentar aún más en los próximos días”.

En el caso del trigo, una de las mayores exportaciones ucranianas, el precio en el mercado de francés, que es el referente de la región, cayó el viernes un 5,99% tras haberse disparado un 8,87% en la sesión del jueves. Por otra parte, el paladio, uno de los minerales estrella de la producción rusa que se utiliza en la fabricación de artículos electrónicos como teléfonos móviles, ordenadores y tabletas, descendió en el mercado estadounidense un 2,38%, eliminando casi por completo sus ganancias del jueves.

Las sanciones moderadas mitigan el alza de precios en las materias primas

El petróleo, por su parte, cerró el viernes con una caída del 1,16%, hasta 97,93 dólares desde el récord de 105 dólares del jueves. Sin embargo, sigue manteniéndose cerca de sus máximos desde 2014. En la semana, el alza del barril de Brent es de casi el 4%. Los analistas coinciden en que los precios del mercado energético se mantendrán volátiles en los próximos meses. “Aunque las sanciones no están afectando explícitamente a las exportaciones de energía rusas, es probable que sigamos viendo flujos de energía reducidos desde Rusia”, señala Bjarne Schieldrop, analista jefe de materias primas de SEB AB. Mientras, el precio de la electricidad en el mercado mayorista supera este sábado en España los 260 euros/MWh, máximo anual.

Normas
Entra en El País para participar