¿Cómo pueden las pymes combatir el blanqueo de capitales?

Las empresas pueden usar la tecnología para llevar un control de los proveedores y conocer los riesgos existentes

blanqueo de capitales

La tecnología se ha convertido en una herramienta clave para que las empresas puedan combatir el blanqueo de capitales. Estos avances han posibilitado que las herramientas tecnológicas que se utilizan para el compliance ayuden a controlar el blanqueo de capitales.

El abogado y socio de Círculo Legal, Felipe García, asegura que estas herramientas permiten que exista comunicación con el alertador y que se garantice su anonimato. “Todo ello es posible sin salir de la aplicación informática, de la que cuelga un potente sistema de ciberseguridad que preserva al canal de accesos inconsentidos”, asegura el experto.

Estas herramientas tecnológicas ayudan, además, a realizar un análisis de los riesgos legales que existen y a llevar un control de los proveedores. Los expertos añaden que también permiten la configuración de modelos de automatización de mapas de riesgos, procedimientos y controles. Se trata de métodos que permiten a las pymes optimizar su tiempo y recursos y competir con las grandes empresas en gestión de compliance.

Facilitar el trabajo

Además de eso, gracias a la tecnología se facilita el trabajo del compliance officer en las empresas, sin importar el tamaño de las mismas. Por ejemplo, gracias a las nuevas herramientas, el compliance officer puede canalizar la información que se va generando al momento. Esto le permitirá detectar actuaciones que se salgan de la normativa correspondiente.

A la hora de aplicar esto al llamado blanqueo de capitales, el abogado señala que una de las grandes ventajas de estas herramientas es que permiten adoptar decisiones en función de los análisis que hayan realizado automáticamente.

Tal y como explica García, si la herramienta da el visto bueno a la operación, “se continúa con su ejecución, pero si el sistema advierte objeciones o reservas se abre una incidencia y se solicita información para aclarar los detalles de la operación”. Además, añade que todo esto se encuentra dentro de la misma herramienta, por lo que no habría que salir de ella. “Se registra en la misma todo lo que va aconteciendo hasta la toma de la decisión final. Pensar en la gestión del blanqueo de capitales en un departamento de compliance sin herramientas tecnológicas es impensable en el 2022”, añade el experto.

Normas
Entra en El País para participar