Comida rápida>

Guerra interna en McDonald's por las macrogranjas de su cadena de suministros

El inversor Carl Icahn ha propuesto cambios en la directiva para afrontar el problema del maltrato de cerdos

Guerra interna en McDonald's por las macrogranjas de su cadena de suministros

El debate de las macrogranjas llega al líder mundial de la comida rápida. El multimillonario y activista estadounidense Carl Icahn, que posee tan solo 200 acciones del gigante de la comida rápida McDonald’s, ha nominado a dos candidatas para la junta directiva de la corporación. La medida, que resulta polémica por el bajo número de títulos del gigante que el magnate posee, se ha dado tras acusarles el domingo en medios como Bloomberg y el Wall Street Journal de permitir que sus proveedores “alberguen cerdos preñados en cajas pequeñas” de forma inhumana, y de no hacer nada para cambiarlo. La empresa ha negado las afirmaciones de Icahn, y ha asegurado que está comprometida con eliminar estas prácticas de su negocio desde 2012.

En 2012 McDonald's anunció que exigiría a sus proveedores de carne de cerdo de EE. UU. que detallaran sus "planes para eliminar gradualmente el uso de puestos de gestación de cerdas", que las organizaciones protectoras de animales califican como demasiado pequeñas en longitud y anchura para que los cerdos se muevan o incluso se acuesten. Icahn afirma que desde ese entonces, la situación ha "empeorado en vez de mejorar", y que a pesar de sus intentos en ese periodo para que la empresa mejore no ha logrado un gran avance.

McDonald's ha respondido a estas acusaciones afirmando que se encuentra en un proceso de transición: "Si bien la Compañía espera promover una mayor colaboración en la industria sobre este tema, la demanda actual de carne de cerdo en los EE. UU. haría que este tipo de compromiso fuera imposible. Además, refleja un alejamiento de la ciencia veterinaria utilizada para la producción a gran escala en toda la industria y perjudicaría la búsqueda compartida de la Compañía de brindar a los clientes productos de alta calidad a precios accesibles"

Asimismo, el gigante ha agregado que, para fines de 2022, espera obtener entre el 85 % y el 90 % de sus volúmenes de carne de cerdo en EE. UU. de animales que no estén alojados en jaulas de gestación durante el embarazo. Adicionalmente, ha señalado que espera que el 100 % de su carne de cerdo en los EE. UU. provenga de cerdas alojadas en grupos durante el embarazo para fines de 2024.

El proceso de selección permite que no solo los accionistas sino otros actores involucrados con la empresa propongan candidatos. En este contexto, Icahn ha postulado a Leslie Samuelrich, una inversora que destaca por seguir de cerca los objetivos de desarrollo sostenible, y a Maisie Ganzler, una ejecutiva del sector que permanentemente denuncia el impacto medioambiental de la industria alimentaria. Las candidatas se presentarían a las elecciones de la junta directiva en su reunión anual de este año.

En este comunicado, la empresa también ha cargado contra Icahn por ser accionista mayoritario de Viskase, un productor y proveedor de envases para la industria porcina y avícola, al que según McDonalds's el millonario no ha demandado los mismos compromisos: "La participación del Sr. Icahn le brinda una exposición única a los desafíos y oportunidades de toda la industria en la migración fuera de las jaulas de gestación. Sin embargo, cabe señalar que el Sr. Icahn no ha pedido públicamente a Viskase que adopte compromisos similares a los de McDonald's".

Normas
Entra en El País para participar