Borrell asegura que las bombas han empezado a caer en la frontera este de Ucrania

El Gobierno ucraniano y las milicias separatistas prorrusas se acusan mutuamente de violar el alto el fuego en el este del país

Rusia expulsa al número dos de la embajada de EE UU en Moscú y Biden asegura que los planes de Putin para invadir Ucrania incluyen la toma de Kiev

El Alto Representante europeo para Asuntos Exteriores, Josep Borrell. DPA VÍA EUROPA PRESS
El Alto Representante europeo para Asuntos Exteriores, Josep Borrell. DPA VÍA EUROPA PRESS

El alto representante de la Unión Europea de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, ha asegurado este jueves que "ha empezado el bombardeo en algunas partes de la frontera" del este de Ucrania, pero manifestó que los países de la UE no aprobarán las sanciones contra Rusia hasta que "el nivel de intensidad de la agresión lo requiera".

"Hemos tenido noticias sobre una retirada de tropas (rusas), pero no hay evidencia de eso", dijo Borrell tras una reunión de los jefes de Estado de Gobierno de la UE para tratar la tensión con Ucrania, en la que no adoptaron ninguna decisión.

"De lo que tenemos evidencia y estamos muy preocupados es sobre el aumento de los combates y fuertes bombardeos en algunas partes de la frontera, exactamente la parte que yo visité a principios de enero", dijo Borrell, en relación a la visita que realizó a la línea de contacto en el este de Ucrania.

Este jueves, el Gobierno ucraniano y las milicias separatistas prorrusas apoyadas por Moscú se acusaron mutuamente de violar el régimen de alto el fuego en el este de Ucrania, donde se enfrentan desde hace casi ocho años en un conflicto que se ha cobrado más de 14.000 vidas.

Quiebres diplomáticos

En el contexto de la intensificación del conflicto y las acusaciones a uno y otro lado del Atlántico durante los últimos días, Rusia expulsó al "número dos" de la embajada de Estados Unidos en Moscú, Bart Gorman, según informó este jueves el Departamento de Estado, en plena tensión por la amenaza de una invasión militar rusa a Ucrania

Ante esta medida "no provocada" y que el Gobierno de Estados Unidos ve como un paso en la "escalada" de tensiones bilaterales, según agregó un funcionario de la Administración Biden, Washington evalúa una "respuesta" en medio de la crisis por la concentración militar rusa en la frontera con Ucrania.

De hecho, el presidente de EE UU, Joe Biden, ha afirmado que la amenaza de invasión de Ucrania por parte de Rusia es "muy alta" y apuntó la posibilidad de que se produzca en "unos días". Entre los indicios notados por la Casa Blanca, ha recordado la ya denunciada operación de bandera falsa, por la que el Gobierno de Putin diseñaría un autoataque a sus fuerzas militares que adjudicaría a las tropas ucranianas, para justificar la invasión. 

Un soldado ucraniano camina por unas ruinas en un pueblo cercano a la línea de contacto, este martes, en Marinka, Oblast de Donetsk (Ucrania).
Un soldado ucraniano camina por unas ruinas en un pueblo cercano a la línea de contacto, este martes, en Marinka, Oblast de Donetsk (Ucrania). Europa Press

El jefe de la diplomacia estadounidense, Antony Blinken, aseguró este jueves ante el Consejo de Seguridad de la ONU que los planes de Rusia para invadir Ucrania incluyen la toma de Kiev y anunció que ha propuesto una reunión al ministro ruso de Exteriores, Serguéi Lavrov, para tratar de rebajar la tensión.

Esta preocupación ha sido compartida por la OTAN. "No sabemos lo que pasará, pero lo que sabemos es que Rusia ha acumulado la mayor fuerza que hemos visto en Europa en décadas en y alrededor de Ucrania, y también sabemos que hay muchos espías rusos operando en Ucrania; están presentes en el Donbás (el este de Ucrania controlado por separatistas prorrusos)", comentó el secretario general, Jens Stoltenberg, quien subrayó que se han visto "intentos de escenificar un pretexto, operaciones de bandera falsa, para que proporcionen una excusa para invadir Ucrania".

Moscú, por su parte, publicó una carta acusando a Washington de ignorar sus demandas de seguridad. El ministro de Exteriores ruso aseguró que Rusia se verá obligada a reaccionar a través de medidas "técnico-militares" en caso de que no haya disposición por parte de EE UU a negociar garantías de seguridad en Europa.

"En caso de ausencia de disposición de la parte estadounidense a negociar garantías firmes y legalmente vinculantes para garantizar nuestra seguridad por parte de los Estados Unidos y sus aliados, Rusia se verá obligada a reaccionar, también mediante la implementación de medidas de naturaleza técnico-militar", adelantó la diplomacia rusa en su cuenta de Telegram.

Normas
Entra en El País para participar