La oleada de insolvencias aún no ha llegado: en 2021 se declararon 9.748 concursos, un 12 % más que en 2020

Casi la mitad de las empresas concursadas tienen menos de 9 años de existencia

La oleada de insolvencias aún no ha llegado: en 2021 se declararon 9.748 concursos, un 12 % más que en 2020
Getty Images

Las empresas aguantan, de momento, el tirón de la crisis del coronavirus. Esta es la conclusión que se desprende del análisis de las estadísticas sobre declaración de concursos elaboradas por el Colegio de Registradores en el segundo año de la pandemia. Durante el cuarto trimestre de 2021, acaba de publicar el colegio, los deudores concursados alcanzaron la cifra de 2.337, lo que supone un incremento del 21,8 % sobre el trimestre anterior. Sin embargo, en comparación con el mismo periodo de 2020, no ha sido un gran repunte si tenemos en cuenta que se han registrado un 20,4 % menos de concursados.

En total, el año 2021 arroja un total de 9.748 deudores concursados, un 12 % más que en 2020, que finalizó con un global de 8.662 declaraciones de concurso. Estos datos provienen de la agrupación de las estadísticas del INE (serie histórica hasta el 2020) y las del Colegio de Registradores.

Como señala Guillermo Prada, economista y socio de PradaGayoso, firma especializada en reestructuraciones y procesos concursales, “las estadísticas del Colegio de Registradores indican que, en 2021, segundo año de la pandemia, tampoco se ha producido la hecatombe empresarial que algunos analistas pronosticaban”. Ni siquiera, ejemplifica el economista, es el año con más concursos de empresas y personas físicas con actividad empresarial en el último decenio. Las cifras fueron superiores en 2012 (8.095 concursos), en 2013 (9.143 concursos) y en 2014 (6.564 concursos).

En total, el año pasado se declararon 9.748 concursos, pero, matiza Prada, “conviene distinguir los concursos de empresas y personas físicas con actividad empresarial (6.134) de los concursos de particulares sin actividad empresarial (3.614)”.

Comercio y construcción, al límite

Tomando en cuenta el número de empresas y personas físicas con actividad empresarial que han sido declaradas en concurso en 2021 (6.134), hay un incremento “moderado”, valora Prada, respecto del año 2019. El experto descarta hacer comparaciones con el año de la pandemia, es decir, 2020. “Es un incremento relativamente moderado si tenemos en cuenta el terremoto económico que ha supuesto la crisis por el Covid, del que algunos sectores productivos no se han recuperado todavía”.

Los negocios más tocados han sido, sin duda, los establecimientos comerciales. Las estadísticas registrales señalan que el 23,9 % de las empresas concursadas tienen como actividad económica principal el comercio, el 16,5 % la construcción, y el 13 % la industria manufacturera.

En cuanto al tamaño de los negocios que no han resistido la ola, parece que los más dañados no son las grandes empresas sino pequeñas pymes. Según los últimos datos, el número de asalariados de las compañías hundidas por la crisis, el 54,3 % del total de empresas concursadas tiene menos de seis. Y, entre estas, el 23,9 % no tiene asalariados.

Conforme a los datos del cuarto trimestre de 2021, el 47,8 % de las empresas concursadas se encuentra en el tramo más bajo de volumen de negocio (hasta 250.000 euros) y son, principalmente, sociedades de responsabilidad limitada.

Por otro lado, el 24,4 % del total de empresas concursadas tiene una antigüedad de 20 o más años, principalmente dedicadas al comercio, mientras que el 20,3 % tiene cuatro o menos años de antigüedad (la mayoría pertenecientes al sector de la hostelería).

Interrogante

Todavía está vigente la moratoria que se estableció en marzo de 2020 que suspende temporalmente el deber de solicitar la declaración de concurso por el deudor insolvente. El último aplazamiento, habilitado en el Real Decreto-ley 27/2021, de 23 de noviembre, por el que se prorrogan determinadas medidas económicas para apoyar la recuperación, fija el próximo 30 de junio como fecha límite.

Para Guillermo Prada, “La incógnita es cuántas empresas y personas físicas con actividad empresarial entrarán en concurso a partir del 1 de julio, una vez concluida la moratoria concursal”. Sin embargo, estima, “habida cuenta de que 9.572 ya se han declarado en concurso desde el segundo trimestre de 2020, a lo mejor la avalancha prevista no alcanza las proporciones esperadas”. Además, “el nuevo sistema de insolvencia que se está tramitando en el Congreso —y que se espera entre en vigor en el segundo trimestre del año— está más orientado hacia los planes de reestructuración que hacia los concursos de acreedores, que quedarán como una opción residual, aconsejable únicamente para la liquidación de negocios inviables”.

Normas
Entra en El País para participar