UGT teme que VW no asigne a Seat el montaje de motores eléctricos

El sindicato alerta de que ese escenario podría suponer el cierre en los próximos años de la factoría de Seat Componentes, que emplea a aproximadamente 1.000 personas

El grupo alemán comunicará su decisión a finales de febrero

Un trabajador de la planta de Seat Componentes.
Un trabajador de la planta de Seat Componentes.

UGT, el sindicato mayoritario de la planta de Seat Componentes, que emplea a unos 1.000 trabajadores en El Prat de Llobregat (Barcelona), teme que el grupo Volkswagen finalmente no adjudique a esta factoría la producción del motor que llevarán los coches eléctricos que el grupo tiene intención de fabricar en España a partir de 2025.

El presidente del comité de empresa, Matías Carnero, ha explicado a este periódico que la no concesión de este motor, “que diseñó Seat”, puede suponer el cierre de la planta. El motivo, ha indicado Carnero, es que hoy la fábrica se dedica a la producción de cajas de cambio manuales, un elemento que desaparecerá con el vehículo eléctrico. “Tenemos un problema muy gordo. ¿Qué componente del coche vamos a fabricar si no?”, se ha lamentado el sindicalista.

Por su parte, desde la empresa han asegurado a CincoDías que la decisión final aún no está tomada y que todavía hay posibilidades de que VW dé los motores eléctricos a la factoría de Seat Componentes. “El plan de electrificación de la compañía contempla la transformación de todas las plantas productivas en España”, han afirmado desde Seat.

Fuentes del sector del automóvil han señalado que la gran candidata a quedarse con este motor es la planta que el grupo alemán tiene en la ciudad de Györ, en Hungría. Elegir esta factoría supondría un ahorro de costes salariales para la empresa, aunque probablemente significaría un incremento de los costos logísticos, ya que los motores después tendrían que ser trasladados hasta España. Volkswagen ni siquiera ha confirmado que vaya a hacer vehículos eléctricos en nuestro país, porque aún está a la espera de conocer cuáles serán las ayudas públicas con las que contará, pero sí ha mostrado su intención de ensamblar SUV eléctricos en Landaben, Navarra, y compactos eléctricos en Barcelona a partir de 2025.

Se prevé que el grupo Volkswagen comunicará su decisión sobre quién ensamblará los motores a finales de este mes.

Normas
Entra en El País para participar