Cómo defender un proyecto con el viento en contra (incluso la canción de Eurovisión)

Es la persona al frente de la idea la que debe tratar de recuperar la motivación del resto del equipo

Chanel Terrero durante su actuación en el Benidorm Fest.
Chanel Terrero durante su actuación en el Benidorm Fest. Europa Press

Casi una semana después de que se decidiera que Chanel será la representante de España en Eurovisión, la polémica no cesa. Este miércoles la organización del Benidorm Fest desglosó las votaciones del jurado e hizo público el porcentaje de apoyo del público con el que contó cada una de las candidaturas. Mientras que Tanxugueiras consiguió el 70,75% de los votos, Rigoberta Bandini se quedó con el 18,08% y Chanel, con el 3,97%.

Pero las normas son las normas y las del festival dictaminan que la catalana de origen cubano será la que se suba al escenario en Turín el próximo 14 de mayo. La cantante se enfrenta ahora al reto de defender su proyecto consciente de que no cuenta con el apoyo popular. Para ello, el primer paso es tomar distancia, asegura Raquel Davó, profesora de Esic y coach ejecutiva. “Hay que ver las cosas con perspectiva e identificar bien qué es lo que está pasando. Cuál es el contexto”, apunta, en relación a que las críticas no se centran solo en el propio proyecto, sino en el proceso de elección del mismo.

Así lo ve también Sergio García, del Colegio de Psicología de Madrid: “Chanel tiene que pensar que la mayoría de la gente no está en su contra, sino que está enfadada porque no hayan ganado sus opciones”. Es el momento, por tanto, de pensar en la preparación profesional con la que se cuenta para desempeñar esa tarea. En el caso de la artista, en los años de experiencia que ha tenido fuera del foco, como actriz y como bailarina. Así como en el reconocimiento y los mensajes de ánimo de otros profesionales de la industria. “Tiene que tomar consciencia de su bagaje. No es una persona sin formación, sino que ha ido labrándose su carrera poco a poco”, prosigue el psicólogo clínico y experto en intervención social.

La polémica ha llegado a tal punto que la sección sindical de Comisiones Obreras en RTVE ha llegado a pedir que se deje sin efecto el resultado del concurso por las presuntas irregularidades en torno a la imparcialidad del jurado. Ser capaz de manejar un conflicto de este nivel con los trabajadores requiere de un fuerte liderazgo, explica el profesor de Deusto Business School Jon Segovia. Los proyectos nunca son líneas rectas, sino que suele haber eventos significativos o crisis que plantean si es necesario un cambio de rumbo o no. “Ahí es cuando se define un buen capitán, alguien que ve este punto de inflexión y que decide si hace falta un cambio de rumbo o no”, prosigue el experto.

En este sentido, Segovia cree que la situación no es suficientemente grave para que haya que hacer un cambio de rumbo, pues todo el mundo conocía las normas antes de que arrancara el concurso. “Nadie protestó en el momento de ponerlas, no tiene sentido que protesten cuando no sale lo que ellos querían”, mantiene. En el ámbito corporativo, la respuesta sería aún más tajante, pues ni siquiera son necesarias unas normas definidas, recuerda: “Se pueden escuchar otras opiniones, pero al final siempre es la empresa la que manda”. Si bien el docente cree que RTVE podría haber actuado mejor, siendo más transparente sobre si existía un conflicto de intereses entre el jurado, considera que la reacción ha sido correcta. “Desde el punto de vista de la comunicación, hay que ser proporcional, no conviene sobrerreacionar, lo que a veces puede implicar dejar que todo se calme por si solo”.

Ahora, tanto el equipo de RTVE como el de la propia Chanel deben remar en la misma dirección para alcanzar un buen resultado en el festival europeo. Cuando un proyecto no convence a quienes están encargadas de ejecutarlo, la clave está en el líder: en este caso, en la cantante, expone Davó. “Primero se lo tiene que creer ella y después hacer llegar el mensaje al resto del equipo. El trabajo no va a salir adelante hasta que no haya un claro mensaje de ánimo por parte del líder”, prosigue. Es por esto que la persona el frente recupere la confianza en el proyecto es clave, apunta García, y recuerda: “Que una idea no cuente con todo el apoyo hoy no quiere decir que no lo vaya a hacer en unos meses”.

En cualquier caso, el éxito final contribuirá a que se elimine o no el ruido alrededor del proceso. “El resultado va a ser determinante para el restablecimiento de la confianza en la institución. Esto quedaría como una anécdota”, concluye Segovia. Un buen resultado de Chanel en Eurovisión y será como si el voto popular nunca hubiera existido.

Normas
Entra en El País para participar