Ejemplo práctico: ¿por qué es clave contar bien ingresos de autónomos en las nuevas cuotas?

De no hacerlo adecuadamente, dos autónomos pagarían la misma cuota, cuando sus ingresos realmente no tienen nada que ver.

cuotas autonomos ingresos

El nuevo sistema de cotización por ingresos puede provocar desigualdades entre dos autónomos que facturen lo mismo. La diferencia estriba en los gastos a los que deben hacer frente dichos profesionales. Por ejemplo, si ambos cobran en bruto 30.000 euros anuales y pagan al año a la Seguridad Social 4222,8 euros, pero uno gasta en materiales de producción 15.000 euros y el otro no se gasta nada, existiría una cierta desigualdad.

Puede ser el caso de un programador informático, que no tendría que gastar lo mismo cada mes que un carpintero, que tendrá que adquirir bienes materiales sobre los que trabajar para desarrollar su actividad.

En el caso descrito, el profesional que no tenga costes, el gasto anual de la Seguridad Social supondría un 14% de sus ingresos, mientras que para el otro implicaría un coste del 28%.

Este ejemplo se extrae de una moción presentada por el Grupo Parlamentario de Izquierda Confederal en el Senado para pedir que el nuevo sistema de cotización para los trabajadores autónomos sea “justo y progresivo”.

El Grupo Parlamentario considera que la propuesta del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones para reformar el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) se aleja de la propuesta inicial para que las bases de cotización se aproximaran a los ingresos percibidos.

Por tramos

Consideran que, según lo planteado por el Gobierno, si un autónomo factura 600 euros al mes, tendrá que destinar 281,52 euros al pago de la Seguridad Social. Eso supondría destinar un 47% de sus ingresos. Esta cantidad se prevé ir reduciendo hasta los 183,6 euros en 2031. Según los parlamentarios, este importe “hipoteca la práctica totalidad de la actividad que realizaría el autónomo”.

En ese sentido, reclaman que el Gobierno apruebe una equiparación de las cuotas con las de los trabajadores por cuenta ajena. Para ello recuerdan que ya se ha hecho algo similar al equiparar el Salario Mínimo con Europa para que ningún trabajador cobre menos de 965 euros al mes.

Entre las peticiones que plantean se refleja la de eliminar el pago de las cuotas a la Seguridad Social cuando el salario del profesional sea inferior al Salario Mínimo Interprofesional. También quieren que el sistema tenga en cuenta el ingreso neto, que el nuevo modelo mejore la protección social y que el tramo máximo supere los 4.050 euros mensuales.

Normas
Entra en El País para participar