La recaudación tributaria cierra 2021 en los 223.382 millones de euros, un 15% más que en el año previo

Al IRPF le corresponden 94.596 millones de euros y a Sociedades, 26.628 millones

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero.
La ministra de Hacienda, María Jesús Montero. EFE

La recaudación tributaria de 2021 creció un 15,1% por encima de lo registrado en el año anterior. En cifras absolutas, alcanzó los 223.382 millones de euros, una cifra que en opinión de la ministra de Hacienda y Función Pública, María Jesús Montero, cumple con la previsión de ingresos incorporada en los Presupuestos Generales del Estado de 2021 e incluso la mejora. Es un hecho importante, porque algo así "no sucedía desde el año 2010", ha recalcado este jueves en la presentación de los datos.

El incremento de los ingresos, ha defendido la titular de Hacienda como respuesta al Partido Popular, no se debe a subidas impositivas, sino que es el reflejo de un crecimiento económico "robusto" que crea empleo y dinamiza el consumo. "Es obvio que si se incrementa el empleo, se incrementa la masa salarial y mejora la recaudación por IRPF. De igual manera que cuando se recupera el consumo vemos consecuencias en la recaudación del IVA".

En el impuesto sobre la renta de las personas físicas (IRPF) la recaudación se incrementó un 7,5% (87.972 millones en 2020), alcanzado los 94.596 millones de euros, una cifra que está ligeramente por encima de la previsión de los PGE de 2021 (94.196 millones). Es un tributo, ha recordado Montero, que grava las rentas del trabajo, por lo que si los salarios suben, la recaudación se ve aumentada. "España cuenta en la actualidad con el mayor número de afiliados a la Seguridad Social de su historia, y eso se traduce en un aumento de la masa salarial y de la recaudación".

La Agencia Tributaria ha recaudado un 68% más en Sociedades que en 2020, ello supone una cifra de 26.628 millones de euros. La subida se explica prácticamente en su totalidad por la mejora de las ganancias empresariales, ya que los beneficios de las empresas aumentaron casi un 74%. Otro factor que contribuyó a la mejora fue el descenso de las devoluciones pagadas.

La tercera figura tributaria en el peso de la recaudación total es el impuesto sobre el valor añadido (IVA), que en línea con la mejora del consumo ha incrementado su contribución. En concreto, experimentó un alza del 14,5% respecto al ejercicio previo (unos 63.000 millones) y un 1,1% más que en 2019. La cifra, en concreto, asciende a los 72.493 millones de euros, por encima de los 72.220 millones previstos en los PGE. Esta evolución positiva se registra tanto en los pagos de las grandes empresas como en la de las pequeñas y medianas empresas. "Afecta al conjunto del sector productivo", ha resumido.

La mejora de la recaudación, ha añadido Montero, permite sostener las políticas sociales del Estado del bienestar además de reducir el déficit público sin tener que acudir a políticas de recortes o austeridad. Hasta el mes de marzo no se conocerá el dato del déficit, pero la ministra ha adelantado que se rebajará. Para 2022, el déficit estimado por el Gobierno hasta la fecha es del 5% para bajar al entorno del 4% y el 3% en los dos ejercicios próximos.

Cabe recordar que las reglas fiscales europeas, que establecen límites del 3% y el 60% al déficit y a la deuda pública de los países, respectivamente, están congeladas temporalmente debido a la crisis económica derivada de la pandemia. Permanecerán en suspenso durante todo el año 2022 y previsiblemente volverán a aplicarse en 2023 después de un arduo debate en el seno de la Unión Europea. Por el momento, varios socios de peso como España y Francia, además de la propia Comisión Europea, abogan por redefinir estas reglas para suavizarlas y adaptarlas a la realidad pospandémica.

Impuestos especiales

En cuanto a los impuestos especiales, ha explicado la titular de Hacienda, la recaudación creció un 5,5%, un total de 19.729 millones de euros. En este caso "se quedaron algo por debajo de lo esperado debido a las medidas especiales que se aprobaron durante la pandemia", ha apuntado Montero. En las cuentas públicas aprobadas por el Gobierno se preveía ingresar en torno a 23.000 millones por estos tributos. Quizá la razón más significativa de la rebaja, ha proseguido, es la que tiene que ver con la rebaja del tipo en el impuesto eléctrico, que bajó del 5% al 0,5% para paliar la subida de los precios energéticos. En el caso de otros productos como el tabaco o el alcohol, sin embargo, la recaudación avanzó más que en el ejercicio previo.

Los datos publicados este jueves por Hacienda reflejan que la rebaja en el IVA aplicado al material sanitario y a las mascarillas para luchar contra el Covid-19 supusieron 537 millones de euros menos recaudados, a los que se añaden 509 millones menos por la rebaja en el IVA a la electricidad, 760 millones por la suspensión temporal del Impuesto sobre la producción eléctrica y otros 333 millones por la rebaja en el Impuesto a la Electricidad.

En esta línea, Montero ha añadido que las medidas tributarias aprobadas a lo largo de 2021 para aumentar los ingresos generaron 1.462 millones de euros, mientras que las rebajas fiscales aplicadas supusieron un ahorro a los ciudadanos de 2.392 millones, dejando un saldo neto de 930 millones de euros recaudados menos.

Normas
Entra en El País para participar