Ana Botín monta un centro de procesado de frutas y verduras

Santander es la primera empresa española que instala este tipo de maquinaría en sus comedores

Ana Botín monta un centro de procesado de frutas y verduras

Desde que llegó a la presidencia del banco en 2014, Ana Botín se ha esmerado por cambiar la forma de comer los empleados de la Ciudad Financiera, en Boadilla del Monte, la sede central en la que trabajan 8.000 empleados y se servían, al menos antes de la pandemia y antes de que se implantara el teletrabajo, unas 5.700 comidas diarias. La presidenta se ha implicado, lo hizo conjuntamente con Sodexo, en la aplicación de prácticas sostenibles en el comedor de empresa, entre ellas un programa plastic free, con el que se han suprimido más de un millón de botellas de plástico al año dentro de todo el complejo financiero, que se han sustituido por fuentes de agua fresca.

Uno de las últimas innovaciones, que forma parte del programa BeHealthy del banco, –con cuatro pilares, conócete, muévete, aliméntate y equilíbrate– ha sido instalar en la ciudad financiera un centro de procesado de frutas y verduras, la única planta, según aseguran en la entidad financiera, en España dentro de un restaurante de empresa.
El modelo supone un cambio estructural en los protocolos de trabajo, para lo cual se visitaron hace dos años varios centros y equipamientos de vanguardia en Alemania, dado que en España no existían este tipo de iniciativas para colectividades.

Desde entonces, se han llevado a cabo una serie de acciones en cocinas y en la configuración de los restaurantes, que se plasman en una reestructuración tanto en la composición de menús como de operativa para los propios cocineros, la gestión de compras, recepción de mercancías, almacenamiento de alimentos y su posterior proceso hasta que llega a la mesa de los empleados. Y es a finales de 2021 cuando se pone en marcha el nuevo centro de procesado de frutas y verduras, que da cobertura al servicio de restauración para todos los restaurantes del centro corporativo del Santander, y se dispone de toda la maquinaria e infraestructura necesarias para poder obtener la materia prima directamente de los productores.

La instalación, cuyas obras duraron dos meses, ha implicado la adecuación de un antiguo almacén, así como la impermeabilización, climatización y ventilación, además de la compra e instalación de un amplio equipo industrializado de vanguardia.

Diariamente se reciben las frutas y verduras frescas, directamente desde donde se han cosechado y recolectado, minimizando la implicación logística que supone el ­transporte, la llegada a fábrica, el empaquetado y envasado. Una vez allí, las máquinas pelan, lavan y trocean los alimentos, que posteriormente son trasladados a las cocinas de los restaurantes, donde son preparados o directamente expuestos en los bufé de ensaladas y frutas.

La implementación de este centro permite, según aseguran en el banco, favorecer el consumo de frutas y verduras de temporada sin aditivos ni conservantes, además de apoyar la economía local y la dinamización del sector primario.

De momento, están priorizando la compra de materias primas a productores de toda España, pero el objetivo es ir reduciendo el perímetro para no superar un radio máximo de 200 kilómetros en todos aquellos productos disponibles.

Además, se reduce el impacto ambiental en cuanto a contaminación, emisión de gases de efecto invernadero y generación de residuos plásticos. Con el objetivo de finalizar el ciclo de los alimentos, desde la entidad que preside Botín, se está estudiando la forma idónea de deshacerse y reutilizar las pieles y cáscaras de los alimentos.

También se pretende dar un paso más en el análisis del impacto ambiental de los productos que se consumen para seguir contribuyendo a una nutrición más sostenible. Actualmente, en la sede central del Santander se gestionan diariamente entre 800 y 1000 kilos de frutas y verduras que abastecen los comedores de la ciudad financiera, Alhambra y Montepríncipe.

El objetivo, además de ser pioneros en la instalación de una planta de procesado de alimentos de este tipo, es ahondar en medidas que tratan de garantizar una alimentación saludable, como la utilización de aceite de oliva virgen, el aumento de verduras, cereales y legumbres en las elaboraciones.

Normas
Entra en El País para participar