Inmobiliario

Excem y Merlin venden a la familia Rubiralta la sede de WeWork en Goya 36 de Madrid

El vehículo familiar Yukon Capital paga 52 millones. El precio abonado indica el interés por este tipo de activos

Futura sede de WeWork en Goya 36, de Madrid.
Futura sede de WeWork en Goya 36, de Madrid.

El mercado de oficinas en Madrid sigue siendo muy atractivo para los inversores. El fondo inmobiliario Excem y Merlin Properties, copropietarios del edificio Goya 36, acaban de vender el edificio que ocupará WeWork en el número 36 de la calle Goya. El vehículo de la familia Hatch­well y la socimi del Ibex 35 traspasan el activo por 52 millones de euros, como confirman fuentes del sector.

El comprador es el family office Yukon Capital, de la familia catalana Rubiralta. Esta saga controla la siderurgia Celsa y la empresa de dispositivos médicos Werfen. Precisamente, Yukon está controlada por Jordi Rubiralta Giralt, expresidente de Werfen. En Celsa, la rama familiar Rubiralta-Rubió se encuentra en serios problemas y ha propuesto un rescate a la SEPI para protegerse de sus acreedores.

El proceso de venta del inmueble ha sufrido distintos vaivenes en los últimos meses. A inicios del año pasado, los copropietarios buscaron la venta del inmueble, sin saber si WeWork ocuparía el edificio para abrir una sede de espacios de coworking, debido a los problemas de la matriz estadounidense, tal como publicó este diario. Finalmente, tras resolver las dudas y salir a Bolsa en Nueva York como un SPAC, la firma de espacios flexibles se puso al día en las rentas y siguió adelante en su intención de abrir esa nueva oferta de oficinas de flex space.

Con esa incógnita resulta, los dueños volvieron a indicar a las consultoras JLL y BNP Paribas Real Estate que buscaran comprador. El precio pagado, según las fuentes, indican el alto interés por los buenos edificios de oficinas en zonas prime de Madrid. WeWork contará con un contrato de alquiler a largo plazo.

Se da la circunstancia de que una inmobiliaria ligada a WeWork era el tercer propietario de este inmueble, junto a Excem y Merlin.

El edificio, antiguas oficinas de Unión Fenosa, cuenta con 4.500 m2 de superficie. Los propietarios hicieron una reforma, ya concluida y todavía sin estrenar. Goya es uno de los ejes más comerciales de Madrid y con alto interés también en el mercado de oficinas. En ese eje, Zurich adquirió la sede social del desaparecido Banco Popular, por alrededor de 120 millones, en la esquina de Goya y Velázquez.

Excem Real Estate es una filial inmobiliaria del grupo de la familia Hatch­well, que cuenta con inversiones en hostels (bajo la marca Cats), una socimi destinada al coliving y proyectos residenciales en Madrid, Costa del Sol o Murcia.

Normas
Entra en El País para participar