El Hierro y las Islas Cíes, destinos para 2022 según ‘The New York Times’

Este año se centra en lugares donde se esté produciendo un cambio al que puedan contribuir los visitantes

La ciudad italiana de Chioggia lidera la lista como alternativa a la masificación de Venecia

El Hierro, en Santa Cruz de Tenerife, Islas Canarias.
El Hierro, en Santa Cruz de Tenerife, Islas Canarias. Getty Images

El mundo ha cambiado y, por consiguiente, también lo ha hecho la emblemática lista anual de The New York Times sobre los 52 destinos turísticos que se deben visitar en el año que entra. Este lunes el periódico ha hecho públicas sus recomendaciones para 2022 con un nuevo objetivo: que los visitantes que acudan a los destinos elegidos puedan ser parte de la solución a problemas como el sobreturismo y el cambio climático.

En esta ocasión, la representación española en la lista viene por partida doble. El Hierro (Santa Cruz de Tenerife), en el puesto 23, y las Islas Cíes (Pontevedra), en el puesto 47, son las únicas regiones españolas que ha incluido la publicación en su ranking, después de que en 2021 escogiera a Asturias, Menorca y al Valle de Arán.

Además de por su encanto natural, El Hierro ha sido seleccionada por ser “un líder diminuto de energía renovable”, según destaca el medio. De hecho, en 2014 la isla inauguró Gorona del Viento, una central eléctrica que utiliza un sistema de embalses y viento para suministrar la electricidad de toda su población. Recientemente, este proyecto pudo abastecer a los 11.000 habitantes de la isla con energía 100% renovable durante 25 días consecutivos, según explica The New York Times a través del listado.

Además, otro de los aspectos que ha terminado de convencer a la sección de Times Travel para recomendar a los viajeros visitar El Hierro es que, a pesar de tener un pie en el futuro gracias a iniciativas como Gorona del Viento, la identidad cultural de la isla se mantiene arraigada en el pasado. Su lengua histórica, el silbo herreño, es una de las últimas lenguas silbantes del mundo. Cuando los mayores de la isla notaron que se estaba apagando, la asociación cultural de El Hierro comenzó a ofrecer clases gratuitas después de la escuela, en los mercados de fin de semana y a los pastores de la isla (que tradicionalmente se comunican silbando), según advierte la publicación.

Las otras islas que han conquistado a sus redactores han sido las Cíes, frente a la costa gallega. Antes de la pandemia, este archipiélago verde ya había limitado el número de visitantes diarios (1.800 en temporada alta) para proteger su medio ambiente y evitar el sobreturismo. Algo que, para el New York Times, es un ejemplo de la visión de la biodiversidad protegida, con “reservas naturales florecientes, abundante vida marina y colonias robustas de aves marinas”.

Las Islas Cíes, en Pontevedra, Gacilia.
Las Islas Cíes, en Pontevedra, Gacilia. Getty Images

Asimismo, el periódico reconoce los estrictos esfuerzos de conservación de las islas, que incluyen restricciones contra los automóviles, los hoteles y el ruido. En ese sentido, los visitantes solo pueden explorar sus largas playas, bucear en sus aguas cristalinas y caminar por los senderos que serpentean hacia los pintorescos faros en las áreas designadas para ello. Por la noche, el mimo hacia este pequeño paraíso se mantiene para que se pueda disfrutar de sus cielos estrellados. Tanto, que han ganado una designación Starlight por contaminación lumínica limitada, un motivo más para merecer su aparición en el listado.

Parte del cambio

“En el pasado, la lista se ha centrado, a menudo, en cosas como el escenario de un reciente restaurante de moda, un museo nuevo y emocionante o la apertura de un fabuloso resort frente a la playa. Esta lista, en cambio, destaca los lugares donde realmente se está produciendo el cambio: donde se preservan las tierras silvestres en peligro de extinción, se protegen las especies amenazadas, se reconocen los errores históricos, se fortalecen las comunidades frágiles, y donde los viajeros pueden ser parte del cambio”, advierte la publicación.

Bajo esta nueva intención, The New York Times ha coronado el ranking con la ciudad italiana de Chioggia, también conocida como la pequeña Venecia. “Venecia está tan preocupada por verse abrumada una vez más después de la pandemia, que planea recurrir a cámaras de vigilancia y datos de teléfonos móviles para controlar las multitudes. Visitar otros lugares culturalmente ricos como Chioggia puede ayudar a aliviar la presión”, propone el medio.

En los siguientes puestos del listado se encuentran el Parque Nacional de Chimanimani (Mozambique), Queens (Nueva York) y Northumberland (Inglaterra). Así hasta 52 destinos que visitar este 2022 y que cierran con la selva de Daintree, en Australia.

Normas
Entra en El País para participar