Las grandes hoteleras piden ampliar los ERTE hasta verano por las cancelaciones masivas

Exigen extenderlos sin cambios al menos hasta Semana Santa. Canarias, Andalucía y Cataluña, los más afectados.

Dos turistas observan un panel de horarios en el aeropuerto de Palma de Mallorca.
Dos turistas observan un panel de horarios en el aeropuerto de Palma de Mallorca.

Nuevo revés en la recuperación del sector turístico. Tras un otoño en el que las llegadas y las pernoctaciones de viajeros nacionales superaron los niveles previos a la crisis del coronavirus, mientras que la de los extranjeros empezaron a acelerarse alcanzando niveles del 70% respecto al mismo período de 2019, la irrupción de la variante ómicron ha disparado las cancelaciones de ambos mercados y ha desatado el temor entre la industria hotelera.

La variante Ómicron ha tenido un impacto negativo en las reservas de Navidad, con cancelaciones principalmente en destinos como Canarias, Andalucía y Cataluña, con reducción de la demanda procedente tanto del mercado nacional como internacional, especialmente el británico”, recalcan desde Barceló. Pese a ello, la compañía ha optado por no suspender las aperturas previstas para el primer trimestre del año, ya que confía en una recuperación de la demanda y una mejoría de la crisis sanitaria. La clave está en la incertidumbre que aún pesa sobre cuándo y a qué velocidad se va a producir esa recuperación, por lo que desde la segunda hotelera española, con una cartera de 265 hoteles, insisten en una nueva prórroga de los ERTE. “Será necesaria la prórroga como mínimo hasta Semana Santa dado que la demanda del mercado nacional no será suficiente para compensar la caída del turista extranjero”, aseguran.

Desde la cadena balear RIU hacen una interpretación alternativa con dos fases bien diferenciadas: las navidades y los meses posteriores a las navidades. En la primera, el balance es muy optimista. “Los porcentajes de ocupación en España han sido muy positivos. No se notaron movimientos de cancelaciones durante el fin de año debido a la variante ómicron”, recalcan. Canarias fue el destino que registró mayores niveles de ocupación, seguido de Baleares, Andalucía y Madrid.

Barceló reconoce que la demanda nacional no compensará el declive extranjero

Las fuentes consultadas por Cinco Días aseguran que de los 25 hoteles en España (cuatro estaban cerrados por cierre de temporada en Baleares) había disponibles 21 establecimientos. En la segunda fase, las perspectivas no son tan positivas. “Hemos notado un parón en el número de nuevas reservas para enero y febrero y las que estamos recibiendo son en su gran mayoría reservas de última hora. Para enero la previsión de ocupación es del 60%, un porcentaje que esperamos mejorar con la tendencia de reservas a última hora”. Esas buenas perspectivas son las que le llevan a la hotelera a descartar la inclusión de más trabajadores en suspensiones temporales de empleo. “No está encima de la mesa. Nuestra intención es mantener todos los hoteles abiertos y la figura del ERTE está ligada al cierre de hoteles". Pese a ello no cierra la puerta a futuras suspensiones de empleo si la situación empeora, por lo que también exige que se amplíen los ERTE hasta que se recupere una cierta normalidad. A esa petición también se sumá Meliá. “Siempre hemos apostado por mantener los ERTE como una herramienta básica para poder mantener el empleo y realizar los ajustes temporales a los que la pandemia pueda obligarnos”.

RiU y NH no cerrarán hoteles a la espera de una reactivación definitiva

En esa línea de mayor optimismo también se mueve NH. “Debido a la evolución de la variante ómicron y a las nuevas restricciones impuestas en algunas comunidades, se han notado caídas respecto a las expectativas que manejábamos en algunos destinos, pero hay otros como Marbella, Canarias y Barcelona con datos muy positivos en los que se ha superado el 75% de ocupación”. Ese frenazo en las expectativas también sería posible esta semana en destyinos como Sevilla, Valencia, Bilbao y Madrid. Estamos a expensas de la evolución de la situación de la pandemia que esperamos mejore en las próximas semanas”.

Esa visión optimista le ha llevado a mantener el 96% de los hoteles abiertos en España. “Un 86% ha sido cliente doméstico cuando en 2019 tuvimos un 75%. Hemos notado caídas en mercados europeos como Reino Unido, Italia, Francia o Alemania y de largo radio como Brasil o EE UU”.

Francia aprueba un nuevo rescate para el turismo

Compensaciones. El ministro francés de Finanzas, Bruno Le Maire, anunció el lunes que aportarán otros 100 millones para ayudar a las empresas más afectadas por la pandemia. En concretó apuntó que se rebajará el umbral para aquellas empresas que hayan incurrido en pérdidas por las restricciones aprobadas durante la crisis del coronavirus. Le Maire destacó en este último aspecto a todas las empresas del sector turístico (alojamiento, transporte, ocio u agencias de viajes). “Todas serán susceptibles de presentar solicitudes para acceder a ayudas por las limitaciones a la movilidad o a la interacción social”.

Air France. En mayo de 2020, Francia aprobó un rescate de 18.000 millones para el turismo, de los que solo Air France se ha llevado 14.400 millones en dos fases: una primera en 2020 de 10.400 millones y otra segunda en 2021 por 4.000 millones.

Diferencias. El thintank Exceltur se ha mostrado muy crítico con la diferencia entre las ayudas aportadas al turismo desde España en comparación con otros socios comunitarios. Si el importe máximo no supera los 200.000 euros por firma de media, la cifra escala a 12 millones en Alemania, a 4 millones en Austria o a 1,8 millones en Bélgica.

Normas
Entra en El País para participar