Política monetaria

El BCE eleva su cálculo de inflación hasta el 3,2% en 2022

La institución actualiza su cuadro macro y modera su cálculo del PIB hasta el 4,2% en 2022

El BCE eleva su cálculo de inflación hasta el 3,2% en 2022 pulsa en la foto

El Banco Central Europeo ha aprovechado la última reunión de su consejo de gobierno para actualizar sus previsiones macroeconómicas ante la escalada de los precios energéticos y el impacto de la variante ómicron. La institución prevé ahora que el PIB de la zona euro cierre el ejercicio en el 5,1%, frente al 5% estimado anteriormente, para moderarse hasta el 4,2% en 2022 (frente al 4,6% previo), y reducirse hasta el 2,9% en 2023 (la anterior previsión era del 2,1%).

La mayor diferencia con respecto a los cálculos realizados en septiembre está en las estimaciones sobre la evolución de los precios. El BCE prevé que la zona euro cierre el año con el IPC en el 2,6%, cuatro décimas más que el anterior cálculo, un incremento que se justifica en dos terceras partes en lo sucedido en los últimos meses con el precio de la energía. El IPC se elevará hasta el 3,2% en 2022 (frente al 1,7% previsto anteriormente), y se moderará ya en 2023, cuando estima un IPC del 1,8% , que se mantendrá también en 2024. Previsiones que en el medio plazo se mantienen aún por debajo de la meta del 2% de estabilidad de precios del mandato del BCE y a partir del que se podría plantear una subida de tipos.

Sobre la inflación subyacente, que excluye los precios energéticos y los de los alimentos frescos, el BCE espera que cierre este año en el 1,4%, una décima por encima del anterior cálculo, para subir al 1,9% en 2022 (cinco décimas más) y bajar al 1,7% en 2023.

"A lo largo de 2022 esperamos que los precios de la energía se estabilicen, que los patrones de consumo se normalicen y que disminuyan las presiones sobre los precios derivadas de los cuellos de botella de la oferta mundial", ha asegurado Lagarde.

El BCE ya había avanzado que el alza de la inflación había tocado máximos en noviembre en la zona euro y el desglose trimestral de sus previsiones así lo confirma. Para el cuarto trimestre de este año estima una tasa de inflación del 4,6% interanual, que se iría moderando en los trimestres sucesivos. Así, la previsión para el primer trimestre del año próximo es del 4,1% interanual; del 3,7% en el segundo trimestre de 2022, para continuar en descenso hasta el 1,8% de IPC estimado para el cuarto trimestre de 2024.

La presidenta del BCE ha asegurado que pese a las incertidumbres que plantea ómicron y la nueva ola del coronavirus y el entorno elevado de precios, la recuperación económica de la zona euro "se sostiene por la sólida demanda doméstica". Aunque también ha reconocido que podría verse retrasada, en especial en los sectores más vinculados a los servicios.

Las previsiones del BCE también contemplan una fuerte depreciación del euro respecto a lo estimado en septiembre, fruto de la brecha cada vez mayor en las estimaciones sobre tipos de interés entre la Fed y el banco central de la zona euro. Prevé un euro en 1,13 dólares hasta 2024, frente a los 1,18 de septiembre. Y un petróleo más caro, a 77,5 dólares el barril en 2022, desde los 67,3 de la anterior previsión.

Normas
Entra en El País para participar