El futuro del turismo se cocina en el valle de Crans-Montana

Les Roches ha creado Spark, una incubadora de startups en el corazón de Suiza

Las innovaciones que se desarrollan en el centro se pueden extrapolar a ámbitos muy diversos

Tren de Nevomo.
Tren de Nevomo.

Spark, el centro de innovación de la escuela de gestión hotelera Les Roches, está de cumpleaños. Un aniversario que celebra con más de 35 startups y la satisfacción de tener entre sus filas a empresas como Searchef, el proyecto ganador del último Hospitality Challenge, organizado en colaboración con la Organización Mundial del Turismo (OMT).

Este espacio, con sede en el valle de Crans-Montana (Suiza), fue promovido por la directora general global de Les Roches, Christine Demen Meier, quien insiste en la influencia que tiene la educación en el futuro de la gestión hotelera. Su intención es funcionar como un puente entre los diferentes agentes de la industria, comenta, consciente de que la innovación debe ser uno de los pilares de este tipo de instituciones.

“Una de las habilidades que queremos transmitirles a los alumnos es la curiosidad. Tienen que exponerse a la innovación, a nuevos modelos de negocio... Para pensar fuera de la caja, lo primero que hay que hacer es conocer la caja”, prosigue la directiva. Un aspecto en el que la digitalización y la sostenibilidad, asegura, tienen mucho que decir. Es en estos pilares, de hecho, en los que se sustentan una parte muy significativa de los proyectos que se están incubando en Spark.

Es el caso de Nevomo, una tecnología a mitad de camino entre el hyperloop y los ferrocarriles convencionales que promete revolucionar el futuro de la movilidad y, con ella, el turismo. “El problema del hyperloop es que es muy costoso, pero este sistema puede ir sobre la infraestructura que ya está construida”, explica el director ejecutivo de la compañía, Milan Chromik.

La digitalización es capital para todas estas ideas, pero sin olvidarse del área humana, es lo que le da valor añadido a la industria hotelera. Para eso está Vima, una solución que se apoya en inteligencia artificial para analizar cómo los demás perciben a los empleados de la industria –o de cualquier otro ámbito–. Una aplicación que intenta huir de los sesgos para valorar cuáles son los aspectos de mejora del personal. “La interacción humana es clave para la industria turística. La satisfacción del cliente está estrechamente relacionada con estos encuentros. Por eso, entender cómo somos percibidos es vital”, expone el director de desarrollo comercial de la empresa, Nick Mathot. Spark cuenta, además, con un centro de realidad virtual, desarrollado por Simprosoft y pensado para formar a los empleados del sector.

Este foco se traduce también en la experiencia del consumidor. “La gente no sale a comer para no tener que cocinar, sino que lo que buscan es tener una experiencia”, comenta el responsable de Spark, Pablo García. La experiencia, por tanto, también se puede trasladar dentro de casa. Esa es la premisa de Searchef, una plataforma que pone en contacto a chefs con personas que quieran organizar una cena en su casa, para que no tengan que preocuparse de nada más que de atender a sus invitados. “Una parte muy importante de Spark es que nos presenta a mentores con los que tenemos reuniones cada dos o tres semanas. Nos sirve mucho para poder avanzar con la empresa”, apunta el fundador de la compañía, José Luis Egas.

Pero el concepto detrás de Spark es aún más ambicioso. “Queremos inspirar. No solo a nuestros alumnos, sino a todo el sector”, comenta García. El turismo es lo que ha hecho prender la mecha de las ideas con las que se está trabajando, pero la mayoría de proyectos tienen recorrido mucho más allá. Así lo ve también el jefe del departamento de Universidad del cantón de Valais (Suiza), Yves Rey: “No es solo para el turismo, sino que cualquier cosa que se desarrolle para la gestión hotelera, se puede aplicar a todo tipo de industrias”.

Además de los ejemplos anteriores, especialmente aquellos enfocados en el área de recursos humanos, desde la incubadora también se está apoyando a Udeal, una aplicación que busca y compara el precio de cada producto en diferentes supermercados cercanos. “Informativo y sin sesgos”, resume el cofundador de la startup Hans Hachfeld.

El proceso de selección de candidaturas se realiza dos veces al año y se extiende más allá de las paredes del campus. “Un centro de innovación para la gestión hotelera es una oportunidad para el futuro. No es solo para esta región, sino que tendrá impacto a nivel internacional”, celebra Rey.

Normas
Entra en El País para participar