Récord de modelos y anuncio de electrificación: el año “histórico” de VW Navarra

Por primera vez, la factoría ensambló tres coches distintos: Polo, Taigo y T-Cross

A partir de 2025, hará también SUV eléctricos

Imagen de un VW Taigo que se produce en la planta de Volkswagen Navarra para toda Europa.
Imagen de un VW Taigo que se produce en la planta de Volkswagen Navarra para toda Europa.

A pesar de la crisis de los microchips, que está provocando recortes de producción en toda la industria del automóvil, 2021 será recordado como un año “histórico” para la planta de Volkswagen Navarra, reconocen fuentes de la compañía a este medio.

Esto se debe en parte a que, por primera vez en su historia, la factoría, que tradicionalmente estuvo ligada a la producción del VW Polo, está ensamblando tres modelos distintos a la vez: el ya mencionado Polo (cuyo rediseño se lanzó en junio), el T-Cross y el Taigo (comenzó a ensamblarse a finales de septiembre), todos de la firma Volkswagen. A esta circunstancia se suma la intención manifestada este jueves por el grupo alemán de empezar a producir en esta planta SUV eléctricos a partir de 2025.

Precisamente el tema de la electrificación era un aspecto que preocupaba a la dirección de la factoría navarra, que el pasado mes de noviembre había señalado que en caso de que no llegase ningún modelo eléctrico a la planta, el futuro de esta estaría “muy en entredicho”, ya que los vehículos de combustión en un futuro “se van a dejar de vender”.

A pesar de que la decisión final de producir SUV eléctricos en esta factoría todavía no está tomada, ya que “depende de las condiciones en general y los incentivos gubernamentales”, se espera que finalmente sea así después de que la Comisión Europea (también este jueves) diese el visto bueno al Perte español para el vehículo eléctrico y conectado.

Este programa contempla una inversión pública de unos 4.300 millones de euros en la electrificación de la industria del automóvil y la instalación de puntos de carga, a los que se prevé que se sumen casi 20.000 millones más de inversión privada hasta 2023. “Es una magnífica noticia tras meses de negociación con Bruselas. La autorización de la Comisión Europea servirá para la recuperación digital y sostenible de un sector como el de la automoción, donde España es uno de los principales fabricantes europeos”, destacó la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, tras el visto bueno de Bruselas.

Según cálculos del Gobierno, este Perte (el primero anunciado por el Ejecutivo) servirá para generar 140.000 puestos de trabajo y su contribución al PIB nacional se situará entre el 1% y el 1,7%. “Otros impactos esperados serían alcanzar en 2023 los 250.000 vehículos eléctricos matriculados y entre 80.000 y 110.000 puntos de recarga desplegados”, informaron desde el Ministerio de Industria.

En caso de que finalmente la planta de Navarra comience a producir SUV eléctricos a partir de 2025, habrá que ver cómo la llegada de estos nuevos modelos afectan al volumen de producción de esta factoría que emplea a 4.600 personas.

Actualmente, la fábrica que se encuentra en la localidad de Landaben está inmersa en un ERTE como consecuencia de la crisis de los microchips, que ha provocado que este año la factoría vaya a cerrar el ejercicio con una producción aproximada de unas 235.000 unidades, algo menos de las más de 242.000 con las que terminó el 2020 y muy lejos de los 320.000 coches de 2019. Su pico máximo anual se registró en 2011, cuando de las puertas de esta factoría salieron un total de 353.000 vehículos.

Seat Martorell también hará coches eléctricos en 2025

Vehículos compactos. En su estrategia de electrificación, el grupo Volkswagen también incluyó a la planta de Seat en Martorell, en la que prevé comenzar a hacer “coches compactos eléctricos” a partir de 2025. A día de hoy, la factoría, que cuenta con más del doble de empleados que la fábrica de Navarra y tiene una capacidad anual de producción de más de medio millón de unidades, ensambla seis modelos: los Seat Ibiza, Arona y León; los Cupra Léon y Formentor; y el Audi A-1. Si bien ninguno de ellos cuenta con versiones eléctricas, tres sí tienen versiones híbridas enchufables (Seat León, Cupra León y Cupra Formentor) que se hacen en la planta catalana.

Normas
Entra en El País para participar