Ajustes de carteras

Las caídas por la nueva ola del Covid dan una oportunidad al rally bursátil de fin de año

Pese a la incertidumbre, los expertos no descartan alzas. Consumo, turismo y tecnología, posibles protagonistas

A falta de un mes para despedir 2021, la aparición de una nueva variante del Covid-19 ha hecho saltar todas las alarmas y se ha llevado por delante las rentabilidades acumuladas por los principales índices bursátiles en noviembre. Una corrección que, de quedarse en eso y no agravarse, podría favorecer el rally de fin de año en las Bolsas, algo que hasta la semana pasada no era visto con claridad por los expertos.

Los gestores de fondos y las grandes carteras de inversión tienden a aprovechar las últimas semanas del año para, si la situación lo permite, tratar de arreglar un mal año bursátil o reducir las pérdidas acumuladas en el ejercicio. Un movimiento que podría tener lugar este año tras las fuertes caídas registradas en las Bolsas el pasado viernes, y la tendencia bajista que ha dejado para las próximas jornadas.

Así lo cree Ignacio Cantos, director de análisis de atl Capital. El experto señala que en los años en los que las Bolsas lo han hecho bien –en 2021 el Ibex se anota un 4% y el Stoxx 50 amplía sus ganancias al 15,1%–, es poco probable que vaya a haber rally. Sin embargo, la “cosa ha cambiado evidentemente a raíz de la aparición de la nueva variante sudafricana. El escenario se ha modificado aunque quizás la reacción de los inversores del pasado viernes haya sido demasiado excesiva”, agrega.

Conocer cómo evolucionará la pandemia y su impacto en la economía y los mercados es todavía precipatado. En un contexto en el que existen más dudas que certezas los expertos recomiendan ser cautos. Natalia Aguirre, directora de análisis de Renta 4, señala que el comportamiento de la renta variable en general, y de la Bolsa española en particular, dependerá del efecto que tenga la nueva variante en la evolución de la economía. “No creo que vaya a haber recortes significaticos teniendo en cuenta que el crecimiento económico, a pesar de que se prevé una desaceleración en 2022, seguirá estando por encima del potencial y las políticas monetarias, pese a normalizarse, lo harán de forma gradual siempre y cuando el repunte de la inflación demuestre que es temporal”, remarca.

El Ibex 35 es uno de los índices europeos más dependientes del ciclo. Esto le hace más vulnerable en un contexto en el que las restricciones a la movilidad cobran fuerza. En un escenario en el que la presión bajista continúe teniendo presencia, Diego Morin, analista de IG, no descarta que el selectivo español, de confirmarse la ruptura del sorporte del 8.500, “se encamine hacia niveles de julio”, cuando marcó el mínimo del año en los 8.301,7 puntos.

No obstante, cree que si la situación se relaja y la nueva variante no resultan tan contagiosa como lo descontado el viernes, la Bolsa española podría encaminarse de nuevo hacia los 9.000 puntos. Más complicado es que el selectivo vuelva a perforar los máximos de 9.200 puntos que llegó a registrar en niveles intradía este mes.

Las nuevas variante, el temor a la retirada de las medidas de los bancos centrales y al alza de la inflación empañan en las últimas sesiones la buena temporada de resultados del tercer trimestre de 2021. El equipo de análisis de Portocolom AV señala que aunque las últimas semanas del año existe la idea generalizada de que la renta variable siempre lo hace bien, en la última década ha habido varios descensos significativos entre noviembre y diciembre. Un buen ejemplo de ello fueron 2018 y 2015, años en los que la Bolsa cayó un 18% y 14%, respectivamente.

Con los indicadores de sentimiento mostrando una extremada complaciencia, los expertos de la firma no descartan un nuevo ajuste temporal. Una idea en la que coincide Victoria Torre, analista de Singular Bank, que defiende que tras las fuertes subidas acumuladas por los principales índices en el año, el rally navideño se antoja complicado. “Muchas Bolsas dan señales de sobrecompra”, remarca la experta.

Otros expertos creen que al margen de la posibilidad de que haya o no rally de Navidad, hay que mantenerse invertidos en Bolsa, con visión de largo plazo. Así lo cree Patricia García, socia de MacroYield, que añade que no hay que perder de vista los riesgos y ser conscientes de que el camino no estará exento de tropiezos, por lo que la diversificación y la apuesta por la calidad debe ser el foco a seguir.

Sectores que pueden dar la sorpresa

Consumo. Con los consumidores deseosos de celebrar otra vez la Navidad, el sector de consumo será uno de los que pueden hacerlo bien en Bolsa en las próximas semanas, tal y como explica Patricia García, socia de MacroYield. La campaña de Navidad, tal como están señalando ya las compañías de retail que están publicando estos días sus resultados en EE UU, y como apuntan las principales casas que analizan, podría registrar nuevos récords de consumo.

Turismo y viajes. Los valores más penalizados cuando la pandemia se recrudece pueden rebotar en las próximas semanas, precisamente, porque los inversores aprovechen los precios de ganga tras las caídas para tomar posiciones, explica Cantos, de atl Capital.

Tecnología y banca. El primero seguirá siendo uno de los sectores elegidos en el saco de Papá Noel y el segundo podría beneficiarse también si siguiera manteniéndose la confianza en la reflación, explica García, de MacroYield.

Normas
Entra en El País para participar