Recuperación con cautela

Las empresas del Ibex disparan su liquidez anti-Covid a 100.000 millones

Las compañías no financieras del índice elevan un 6,8% su efectivo

El estallido de la pandemia a inicios del año pasado provocó que las empresas pusieran en marcha todo tipo de planes de contingencia ante el Gran Confinamiento. Las empresas no financieras del Ibex inflaron sus colchones de liquidez, negociaron préstamos adicionales y usaron sus líneas de liquidez disponibles para no tener problemas a la hora de hacer frente a los pagos de nóminas, facturas de proveedores y demás. Pese a la mejora de la situación, las empresas prefieren prevenir. Han elevado el importe que tienen en caja un 6,8%, hasta rozar los 100.000 millones a finales de septiembre.

Las 29 compañías del selectivo español –no se incluyen los bancos ni Mapfre– prefieren pecar de prudentes. En términos generales, el dinero en caja, a precios irrisorios, sigue en máximos históricos.

Telefónica es la empresa que más efectivo y activos financieros corrientes mantiene en balance. Un total de 18.926 millones, cifra un 24,6% superior a la registrada a finales de 2020.La teleco presume que, con ese dinero, tiene suficiente para afrontar "los vencimientos de deuda más allá del 2024".

La sigue Repsol, que atesora una liquidez que roza los 10.000 millones de euros, si bien en este caso se computan las líneas de crédito no dispuestas. Con ello, la petrolera ha elevado un 8,2% su colchón en los primeros nueve meses del año. Ese importe supone 2,6 veces la cuantía de los vencimientos de deuda a corto plazo. La situación ha mejorado respecto a las 2,20 veces al cierre del pasado junio.

Tras Repsol se sitúa Cellnex, que acumula 9.500 millones de euros en tesorería, lo que implica un aumento del 55,7% frente a los registros de finales de diciembre de 2020. El gestor de torres de telefonía ha logrado elevar su tesorería después de haber ampliado capital este año por 7.000 millones de euros para financiar la compra de Hivory (Francia) –que supondrá un desembolso de 5.200 millones de euros–, el acuerdo con DT (Países Bajos) y la adquisición de Polkomtel Infrastruktura (Polonia). Un frenesí inversor que lo ha llevado a elevar su deuda financiera neta en 4.837 millones, hasta alcanzar 8.613 millones.

Entre las empresas que más han incrementado su tesorería en los nueve primeros meses del año está Merlin. La socimi ha aumentado en un 182,3% su dinero en efectivo, hasta los 722 millones de euros.

Almirall y Viscofan

La siguen la farmacéutica Almirall y Viscofan. La primera logra superar los 400 millones de tesorería, mientras que el fabricante y comercializador de envolturas artificiales de celulosa, colágeno y plásticos para productos cárnicos ha elevado su liquidez en un 136%. Solaria, por su parte, ha aumentado un 98% su caja disponible en un año en el que lidera, junto a Siemens Gamesa, las caídas del selectivo: cede un 28%.

En el lado contrario se sitúa Fluidra, la empresa del Ibex que ha sacado más liquidez en los primeros tres trimestres del año. La deuda de la empresa ha subido un 55,4%, hasta 933 millones, tras la intensa actividad comprador del año. En septiembre, compró la estadounidense S.R. Smith por 203 millones. El fabricante de equipamiento de piscinas y wellness ha reducido sus líneas de efectivo en un 47,8%. Y ello a pesar de que la multinacional ha logrado triplicar en el periodo sus beneficios, hasta los 221 millones, tanto por la mejora del negocio como por su política de adquisiciones.

Grifols se sitúa justo por detrás de la gestora de los aeropuertos españoles. El fabricante de hemoderivados catalán ha visto como su tesorería se mermaba un 31,4% en los seis primeros meses del año. La compañía es la única del Ibex 35 que ha optado por no presentar sus cuentas trimestrales completas, en virtud de su reciente no obligatoriedad. Tampoco lo ha hecho Acciona, si bien esta ha presentado un informe de tendencias con la evolución de su negocio. Eso sí, este no incluye datos sobre liquidez a cierre del tercer trimestre.

ArcelorMittal y Aena sueltan lastre

Menos tesorería. Algunas empresas han optado por reducir sus niveles de liquidez respecto al cierre del año pasado. Especialmente, aquellas que han experimentado una fuerte reactivación de la actividad y que se habían dotado de colchones muy amplios de efectivo para aguantar la crisis económica del Covid-19. Así, una parte de las compañías del Ibex ha devuelto parte de las líneas de crédito que habían dispuesto de manera preventiva. Ahora esos recursos siguen disponibles, pero no están en las cuentas de las empresas, de manera que se ahorran su coste. En este sentido, destacan dos compañías. Aena disponía a cierre del tercer trimestre de 679 millones disponibles, un 40,5% menos que a 31 de diciembre de 2020. El gestor de aeropuertos se cura en salud y explica que cuenta con préstamos disponibles sin desembolsar por 739,4 millones, así como una póliza de 800 millones de euros correspondientes a una línea de crédito. ArcelorMittal ha rebajó en nueve meses su tesorería un 34,3%, hasta los 3.878 millones con 5.500 millones de líneas no dispuestas.

Normas
Entra en El País para participar