Europa, epicentro de la pandemia de los no vacunados

Portugal rescata el uso del pasaporte Covid, República Checa decreta el estado de alarma y Austria recurre al confinamiento

Un paciente con Covid-19 en un hospital en Salzburg (Austria).
Un paciente con Covid-19 en un hospital en Salzburg (Austria). AFP

Europa se ha convertido nuevamente en el epicentro de la pandemia tras casi dos años de convivir con el Covid-19. La incidencia acumulada a 14 días se ha disparado en algunos países como Austria, con más de 2.000 casos por cada 100.000 habitantes —diez veces más de los contagios registrados en España—, lo que ha llevado al Gobierno austríaco a confinar nuevamente a toda su población y a decretar como obligatoria la vacunación a partir de febrero de 2022.

Se trata de la pandemia de los no vacunados. Así lo ha sentenciado la jefa del Ejecutivo comunitario, Ursula von der Leyen, luego de que la mortalidad en la Unión Europea alcanzó las 1.600 personas por día. Por ello, países como Portugal han endurecido las medidas para las personas no vacunadas, rescatando este jueves la exigencia del certificado Covid para entrar a restaurantes, bares y discotecas. Además, para contener un posible repunte tras las fechas navideñas, ha decretado el teletrabajo obligatorio en el país del 2 al 9 de enero de 2022.

Con el incremento de casos, los pronósticos son devastadores. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), si el Viejo Continente sigue el ritmo de contagios de las últimas semanas, el total de muertes para marzo puede superar los dos millones de personas.

Así que, ante la ralentización del ritmo de vacunación en los países que reportan una mayor incidencia del Covid, los Gobiernos han empezado a diseñar e implementar planes de contingencia que permitan contener los contagios sin bloquear la economía europea nuevamente.

Alemania

"Para invierno, los alemanes estarán vacunados, recuperados o muertos", ha sentenciado el ministro de Sanidad de Alemania, Jens Spanh, quien ha propuesto una clasificación de confinamiento llamada la regla de las 3G, que restringe el acceso a cines, teatros y a los famosos mercados navideños solo a las personas vacunadas o que hayan pasado el Covid. En cambio, para utilizar el transporte público, valdrá algunas de estas condiciones anteriores o haber dado negativo en un test.

El número de nuevos contagios notificados en un día ha superado por primera vez el umbral de los 70.000 este jueves. Según los datos del Instituto Robert Koch (RKI), las oficinas sanitarias han notificado 75.961 nuevos casos de coronavirus en 24 horas, lo que lleva a Alemania a enfrentar el peor momento del Covid-19 desde el inicio de la pandemia, de acuerdo con la canciller Angela Merkel.

Austria

Austria ha sido uno de los primeros países en regresar al confinamiento general de la población, luego de haber impuesto un primer confinamiento a las personas no vacunadas. Además, ha sido el primer país en imponer la vacuna obligatoria contra la Covid-19 a partir de febrero de 2022.

Aun así, las restricciones no han frenado la presión sobre las unidades de cuidados intensivos (UCI), donde cerca del 30% corresponden a pacientes con Covid. Según los datos publicados este jueves 3.246 personas están actualmente hospitalizadas con Covid-19 en Austria, entre ellas, 619 en estado grave, el valor más alto desde el pasado 12 de abril cuando eran 611.

Eslovaquia

El Gobierno de Eslovaquia ha decretado este miércoles un confinamiento general de dos semanas para todo el país y toda la población, con el objetivo de frenar el exponencial crecimiento de las infecciones de covid-19 que superan los 10.000 casos nuevos por día. El país había alcanzado su punto más bajo de infecciones en julio, con apenas 40 casos diarios.

Sin embargo ahora, con una tasa de vacunación del 43 % entre sus 5,4 millones de habitantes, tiene una de las mayores incidencias de contagio de coronavirus en el mundo, con una tasa acumulada en siete días de 1.296 casos por 100.000 habitantes.

El confinamiento supone cierre de bares, restaurantes y lugares de ocio. Sólo abrirán comercios y servicios de primera necesidad. Los colegios continuarán funcionando, aunque las autoridades no descartan un cierre, en el caso de que se mantenga la tendencia de contagios.

Francia

No habrá confinamiento ni toque de queda en Francia, pero el Gobierno ha decidido generalizar la dosis de refuerzo de la vacuna a todos los mayores de 18 años y reforzar el uso del pasaporte sanitario para incitar a los más escépticos a inocularse.

El certificado Covid, necesario para entrar a la gran mayoría de lugares públicos en Francia, caducará a partir del 15 de diciembre para los mayores de 65 años y personas inmunodeprimidas que no hayan recibido esta dosis, y a partir del 15 de enero para el
resto de adultos si no lo hacen.

Además, el ministro de Sanidad galo, Olivier Véran, ha anunciado la vuelta de la mascarilla obligatoria en todos los espacios cerrados, incluso cuando se presente el pasaporte sanitario.

Italia

A partir del 15 de diciembre, los no vacunados no podrán entrar a restaurantes, teatros, discotecas, eventos deportivos, ceremonias públicas y fiestas. También será necesario contar con el certificado Covid básico para utilizar el transporte público, que se puede obtener con un test negativo.

Además, la dosis de refuerzo estará disponible para todos los mayores de 18 años y será obligatoria para los profesionales de la salud, el personal de colegios y los militares.

Portugal

Portugal, con la mayor tasa de vacunación de la Unión Europea (86,5% de la población con la pauta de vacunación completa), ha rescatado este jueves el uso del certificado digital y de los test negativos para acceder a restaurantes, alojamientos turísticos, eventos con asiento marcado y gimnasios, mientras que para visitar residencias y hospitales, acceder a grandes eventos o a recintos deportivos y a discotecas y bares se pedirá además un test negativo, también a vacunados.

El Ejecutivo socialista luso también ha preparado una "semana de contención de contagios" tras las fiestas navideñas para evitar que las reuniones familiares provoquen una escalada en la propagación del virus, como ya ocurrió el año anterior. Por ello, entre el 2 y el 9 de enero será obligatorio teletrabajar y cerrarán las discotecas. Además, el inicio del trimestre escolar, que estaba previsto para el día 3, se retrasa hasta el 10.

Portugal también exigirá a partir del 1 de diciembre un test de coronavirus con resultado negativo a todos los pasajeros que entren por vía aérea en el país, aunque tengan un certificado de vacunación, y endurecerá las sanciones a las aerolíneas que dejen embarcar a personas sin test.

República Checa

La República Checa, con poco más del 58% de la población vacunada, ha decretado el estado de emergencia a partir de la medianoche de este jueves y por 30 días, con el fin de frenar el crecimiento exponencial de infecciones de Covid, después registrar este martes un récord de contagios con 26.000 casos, aumentando la incidencia acumulada a siete días a 1.097 casos por cada 100.000 habitantes.

Entre las medidas, se establece que bares y restaurantes deberán permanecer cerrados entre las 22.00 y las 4.59 horas, mientras que la hostelería en centros comerciales solo podrá servir comida para llevar. También se prohíbe el consumo de bebidas alcohólicas al aire libre.

En cines, teatros, salas de conciertos y eventos culturales o deportivos, el aforo será de 1.000 personas vacunadas o que hayan superado el Covid-19 en los últimos seis meses. Solo los entierros estarán exentos de un aforo máximo.

Normas
Entra en El País para participar