Herramientas para que las pymes se integren en la economía circular

Las empresas necesitan obtener una huella ambiental del producto o sistemas de gestión integral

economia circular

Sistemas de gestión ambiental, huellas ambientales del producto, ecoetiquetas de la Unión Europea… son solo algunas herramientas que permiten a las pequeñas y medianas empresas integrarse en la economía circular.

La Fundación ICO ha llevado a cabo un estudio para ayudar a las pymes a alcanzar la sostenibilidad medioambiental. A través del estudio ‘Transición hacia la economía circular: guía para pymes’, la Fundación ICO enumera una serie de herramientas para que las empresas logren estos objetivos.

Sistemas de gestión ambiental

Una de esas herramientas tiene que ver con los llamados sistemas de gestión ambiental. Se trata de herramientas que ayudan a fijar una política medioambiental responsable y sistematizando las responsabilidades internas con el fin de mejorar la sostenibilidad empresarial. Algunos ejemplos son las normas ISO14000 y EMAS.

También destacan las huellas ambientales de producto y de organización. En este caso, estas herramientas las implementa la Comisión Europea. Estos sistemas ayudan a medir el impacto real y potencial en clave medioambiental del producto comercializado o de la propia empresa. Durante todo el proceso de vida del producto se realiza un seguimiento de sostenibilidad.

Diferenciar los productos sostenibles

Por otro lado, destaca la ecoetiqueta de la Unión Europea. Se trata de un sello voluntario que permite identificar los productos o servicios que han contribuido a reducir el impacto sobre el medioambiente durante su ciclo de producción. A través de estas etiquetas se ayuda al cliente a poder diferenciar qué productos son sostenibles y cuáles no lo son y actuar en función de los principios de respeto por el medio ambiente.

Converger hacia la llamada economía circular es un proceso lento y progresivo. Actualmente, la Unión Europea está debatiendo este cambio de paradigma, ya que conseguir que las empresas se integren en la economía circular podría suponer un incremento del PIB europeo hasta el 0,5% en 2030. Además, se podrían crear unos 700.000 nuevos empleos.

Normas
Entra en El País para participar