Probamos el portátil Dynabook Portégé X30L: un peso pluma con mucha potencia
Cinco Días Smartlife

Probamos el portátil Dynabook Portégé X30L: un peso pluma con mucha potencia

El ordenador empresarial por excelencia es más ligero que nunca

El mercado de ordenadores portátiles es más diverso que nunca, y no solo hablamos por el gran número de fabricantes que cuentan con diversos modelos en el mercado, sino sobre todo porque son cada vez más los formatos a los que tenemos acceso a la hora de utilizar nuestro portátil. Pero hoy nos fijamos en un ordenador portátil que tiene un formato tradicional, el del clásico portátil, no es un dos en uno, no es una tableta a la que se le adhiere un teclado, sino que es uno de los portátiles más ligeros que hayamos sostenido en nuestros manos en los últimos tiempos. Y todo ello sin renunciar en absoluto al rendimiento que esperamos de un dispositivo ideal para trabajar.

Un portátil de noble linaje

Hablar de Dynabook y de Portegé es hacerlo de una de las familias más veteranas del ordenador portátil. Estos ordenadores han sido siempre sinónimo de eficiencia y calidad, siendo los preferidos por miles de empresas y grandes corporaciones alrededor del globo, que han visto en esta gama de ordenadores siempre al mejor aliado para alcanzar sus objetivos más ambiciosos.

El Accupoint es una de sus señas de identidad, el puntero de color azul
El Accupoint es una de sus señas de identidad, el puntero de color azul Cinco Días Smartlife

Un detalle que te llamará la atención de este portátil, y que quizás busques en él, y que es todo un guiño a esos portátiles empresariales de los años 90, es el Accupoint, un punto de color azul que encontramos en el centro del teclado, y que no es otra cosa que un método alternativo de control al trackpad o al ratón. Este era un elemento bastante común en portátiles de hacer un par de décadas, y que ahora solo conservan los portátiles empresariales de más prestigio y con una mayor historia detrás, como es precisamente este Dynabook.

Perfecta armonía entre potencia, ligereza y resistencia

Este portátil podría parecernos un dispositivo frágil a primera vista, pero nada más lejos de lo normal. Porque a pesar de contar con una pantalla de 13,3 pulgadas, es un portátil extremadamente ligero. Solo pesa 906 gramos, y podemos sostenerlo fácilmente en una mano en cualquier situación. Tanto si nos encontramos en una sala de juntas explicando un plan estratégico, como departiendo con nuestros colegas, podemos mantenerlo sujeto con una mano sin notar cansancio alguno. Da pena meterlo dentro de una funda porque sencillamente pierde toda su esencia. Su presencia es elegante, y unida a su peso pluma ya nos dice de manera muy clara que se trata de un portátil de altos vuelos.

Probamos el portátil Dynabook Portégé X30L: un peso pluma con mucha potencia
Cinco Días Smartlife

Pero no solo eso, sino que detrás de ese carácter liviano y ese diseño sobrio pero minimalista, tenemos un portátil que además es muy resistente, y puede aguantar nuestro día a día incluso en los entornos más hostiles. Porque su carcasa está diseñada completamente con magnesio, que no solo le dota de esa extremada ligereza, sino también de una gran resistencia, que certifica con el estándar MIL-STD 810G de carácter militar. Por lo que es muy robusto, y puede aguantar sin ningún problema golpes accidentales sin que sufra daño alguno. Precisamente lo último que podríamos esperar de un portátil tan ligero y potente.

Está construido en magnesio para ser más resistente y liviano
Está construido en magnesio para ser más resistente y liviano Cinco Días Smartlife

Su teclado tiene una buena separación de teclas, es bastante completo, y por ponerle un pero, podríamos decir que nos hubiera gustado que tuviera algo más de recorrido en las teclas. No es un teclado esponjoso, pero desde luego de calidad, da la sensación de ser un teclado hecho para durar mucho. El trackpad tiene un buen tacto, y un gran detalle. Porque integra en su esquina superior derecha una pequeña zona donde se encuentra el lector de huellas. Gracias a él podemos proteger el portátil para que nadie más pueda acceder a él y por supuesto a nuestros documentos de valor. Nos gusta especialmete cómo se integra el lector en el Trackpad.

Gran rendimiento en frasco pequeño

Parece mentira que en un perfil tan delgado y ligero como el de este portátil sea posible llevar toda la potencia de un procesador Intel Core de undécima generación, en este caso se trataba de la versión con un i5-1135G7 a una velocidad de 2.40GHz, acompañado a su vez de una memoria RAM de 8GB. Su combo de memoria y procesador nos garantiza un gran rendimiento en todos lso apartados, como hemos podido comprobar. El almacenamiento interno es extremadamente rápido, ya que se trata de un NVMe M.2 PCIe de 256 GB, que es más que suficiente para trabajar si contamos con un gran respaldo de la nube. Lógicamnete el inicio de Windows 10 es casi inmediato.

Este portátil cuenta con procesadores Intel de undécima generación
Este portátil cuenta con procesadores Intel de undécima generación Cinco Días Smartlife

Gráficamente cumple bien, aunque no nos engañemos, tampoco es un ordenador para jugar a los títulos más exigentes, si chip de gráficos Intel Iris Xe hace todo lo que podemos esperar de un buen ordenador en las facetas más habituales. Por tanto, su rendimiento global no solo es el esperado editando archivos ofimáticos, algo que es evidente que hace fácilmente, sino también realizando edición de fotografía o vídeo de gran tamaño con mucha soltura, hace todo cuando se le espera y como se le espera, por lo que es el compañero perfecto para trabajar todos los días a todos los niveles. Desde luego va muy sobrado de potencia. Quizás un punto a mejorar sea la refrigeración, ya que es verdad que incluso en un entorno templado rápidamente escuchamos el ventilador funcionar para disipar el calor. Pero vamos, nada que no ocurra en portátiles mucho más gruesos y sobre todo pesados.

Cuenta con un lector de huellas integrado en el Trackpad
Cuenta con un lector de huellas integrado en el Trackpad Cinco Días Smartlife

La pantalla cumple bien su función, tiene una buena resolución Full HD, de 1920x1080, que tiene un alto brillo, por lo que, si trabajamos en el exterior o en una zona con mucha luz natural, no se van a resentir nuestros ojos. En este aspecto no debemos esperar un diseño innovador, los bordes de pantalla son bastante estándar, y en general es un panel que se ve muy bien, pero que tampoco es el arma más importante de este portátil. La batería es otro de esos elementos destacados, porque a pesar del pequeño tamaño, y sobre todo del peso inferior a un kilo, nos ofrece una autonomía bastante respetable. Esta es de unas 15 horas, que se queda algo por debajo en una prueba estándar, con un brillo mediano, pero que es más que suficiente para toda una jornada de trabajo sin tener que pasar por el enchufe.

Máxima conectividad

Una vez más nos sorprende que a pesar de lo delgado y de su peso pluma, toda la conectividad que nos ofrece. No solo porque cuente con un Wifi 6 de una velocidad endiablada, nos dio cifras de prácticamente 500 megas por segundo de descarga en el Wifi doméstico, o por el Bluetooth 5.1, sino también por la amplia conectividad en forma de puertos con la que cuenta. Tenemos un conector para cable Ethernet, así como una ranura para tarjetas microSD, también hay dos puertos USB 3.1 tipo C, que sirven a su vez para cargar la batería.

Este portátil cuenta con una conectividad muy completa, que incluye un lector de tarjetas inteligentes
Este portátil cuenta con una conectividad muy completa, que incluye un lector de tarjetas inteligentes Cinco Días Smartlife

También tenemos dos puertos USB 3.1 estándar, e incluso una salida HDMI compatible con 4K, con la que podemos conectarnos fácilmente a un monitor o televisor. Pero uno de los aspectos que más nos ha sorprendido, para bien, y que también nos demuestra su marcado carácter corporativo, es el lector de tarjetas inteligentes. Esto quiere decir que podemos introducir en él el DNI electrónico, y acceder a multitud de oficinas virtuales. Así como también utilizar tarjetas corporativas, que nos den acceso solo a determinadas zonas de los servidores de la empresa, o que sirven para autenticarnos en entorno más seguros. Cuenta con una cámara de fotos en el frontal, para hacer videollamadas, que cuenta con resolución HD, esta se puede ocultar con una tapa deslizante, para evitar que los hackers nos graben.

Conclusión

Este Dynabook Portégé X30L no es un portátil que cuente con un diseño extravagante o con un factor de forma revolucionario. Pero todo lo que podemos esperar de un ordenador portátil lo cumple con creces y lo más importante, con la mejor calidad. Es un portátil que es muy potente, pero que sobre todo nos aporta una máxima portabilidad con su peso pluma, hay que tenerlo en las manos para ser conscientes de lo ligero que es. Además, tiene todo lo necesario para que se convierta en nuestro mejor compañero a nivel corporativo, con una conectividad muy completa y elementos muy singulares, como el lector de tarjetas inteligentes.

O el Accupoint, que le da un toque extra de personalidad y que en algunos casos puede ser una buena ayuda para movernos por los documentos. Como único, pero, su teclado, que como decimos, nos hubiera gustado que fuera algo más esponjoso. Pero para gustos colores, y lo que a nosotros nos parece un punto en contra, para otros puede ser algo positivo. En definitiva, un portátil que lo hace todo bien, y que sobre todo vas a valorar positivamente porque no pesa nada.

Normas
Entra en El País para participar