El tirón del turismo nacional salva del cierre a 1.500 agencias de viajes

La patronal asegura que las reservas de viajeros españoles están en niveles precrisis

Carlos Garrido, presidente de la Confederación Española de Agencias de Viajes (CEAV)
Carlos Garrido, presidente de la Confederación Española de Agencias de Viajes (CEAV)

Las agencias de viajes empiezan a ver la luz al final del túnel. Tras 18 meses sin ingresos, con una gran parte de los puntos de venta cerrados y con más del 80% de personal en ERTE, la reactivación del turismo nacional ha tenido un efecto balsámico en una de las actividades más dañadas en el coronavirus. “Hemos recuperado el 50% de la producción cuando antes del verano apenas estábamos al 10%. Seguimos en una situación crítica, pero somos más optimistas, porque la evolución está siendo mucho mejor”, recalca Carlos Garrido, presidente de la Confederación Española de Agencias de Viajes (CEAV), en una entrevista con Cinco Días.

El escenario de noviembre es completamente diferente al del inicio de 2021. A principio de año, la patronal mantenía su previsión de que había al menos 3.000 de los 9.000 puntos de venta de viajes en España que estaban en riesgo de desaparecer, con 1.500 agencias cerradas desde el principio de la pandemia y otras 1.500 amenazadas por la falta de demanda. “Ahora podemos decir que esas 1.500 amenazadas se libran del cierre, aunque todavía sigue existiendo incertidumbre”, recalca Garrido. Los últimos datos sobre la reactivación del turismo nacional, a la espera de un regreso paulatino del internacional, son muy optimistas. “La venta del vacacional en España está en niveles de 2019. La venta conjunta del puente de noviembre, de diciembre y navidad ya está en cifras precrisis”, recalcó.

Pese a ese mensaje de optimismo, el presidente de CEAV alerta sobre la importante destrucción de empleo acumulada (se han perdido 20.000 de los 80.000 puestos de trabajo del sector) y sobre la lentitud en la recuperación de los viajeros extranjeros. “No creemos que se recupere en su totalidad hasta 2023. Falta que vuelva el turismo de negocios y convenciones, el viajero de largo radio procedente de Asia y toda la parte vacacional de sol y playa”.

Pese a ese mensaje de optimismo, el presidente de CEAV alertó sobre la importante destrucción de empleo acumulada (se han perdido 20.000 de los 80.000 puestos de trabajo del sector) y sobre la lentitud en la recuperación de los viajeros extranjeros. “No creemos que se recupere en su totalidad hasta 2023. Falta que vuelva el turismo de negocios y convenciones, el viajero de largo radio procedente de Asia y toda la parte vacacional de sol y playa”.

Las últimas cifras del empleo suspendido en España, correspondientes a octubre, corroboran esa divergencia entre la recuperación de la actividad y del empleo en las agencias de viajes. En octubre había 11.347 empleados en ERTE, lo que supone que apenas se ha reincorporado uno de cada dos trabajadores al mercado laboral en diez meses, cuando la tasa en otras actividades ligadas al turismo ha sido mucho mayor. En octubre, las agencias de viajes solo habían recuperado el 53% del empleo perdido por el coronavirus, mientras que el número de puestos de trabajo creados fue mucho más intenso en las otras dos ramas principales del turismo (bares y restaurantes y hoteles). En bares y restaurantes había 243.833 empleados en ERTE en enero; nueve meses después, la cifra cayó un 82,9% hasta los 41.678 trabajadores. En hoteles, la recuperación de empleo fue del 80,2% entre enero y octubre, pasando de 112.980 puestos de trabajo suspendidos a 22.401. Unas cifras muy superiores a las de las agencias de viajes, en las que solo se recuperó el 46,2% del empleo, con 11.347 empleados en ERTE frente a los 21.213 de enero.

A la destrucción de empleo y al cierre de puntos de venta se une la incertidumbre ante el proceso de consolidación entre las agencias de viajes. Tras la fusión de Avoris y Globalia se ha producido la integración entre las agencias de Viajes El Corte Inglés y Logitravel, creando dos gigantes de la distribución que controlarán una parte importante del mercado. Garrido resta importancia a este hecho y cree que será beneficioso para las empresas medianas y pequeñas. “El sector necesita estas estructuras porque sirven para movilizar a todas las empresas. En un sector tan colaborativo, estas grandes fusiones crean una gran turoperacion y un intercambio de ventas desde las más pequeñas a las más grandes”.

Dos grandes operaciones de concentración

Globalia y Avoris. La fusión de ambas compañías generó un gigante con 9.000 trabajadores y 1.500 puntos de ventas, muchos de ellos franquiciados, y con una facturación de 2.800 millones. Eso tan solo en la teoría porque ambas firmas pidieron, en paralelo a la integración, un crédito de 320 millones a la SEPI para asegurar su viabilidad. La falta de demanda provocó que Globalia presentara un ERTE después del verano que afectó a 6.000 trabajadores.

El Corte Inglés y Logitravel. Ambas compañías se integraron antes del verano de 2021 creando una nueva empresa, de la que Viajes El Corte Inglés tendrá el 75%. Esta integración cuenta con 1.500 puntos de ventas y 6.000 empleados y tampoco supera a la de Avoris y Globalia en ingresos, ya que cuenta con una facturación de 2.700 millones de euros.

Normas
Entra en El País para participar