Las grandes petroleras europeas se recuperan del Covid y ganan 30.000 millones

Se revalorizan 132.00 millones en Bolsa gracias al repunte en el precio del petróleo

Las grandes petroleras europeas se recuperan del Covid y ganan 30.000 millones pulsa en la foto

Las grandes petroleras europeas han dado la vuelta a sus resultados en apenas nueve meses. Las pérdidas milmillonarias registradas por el sector en 2020 se han convertido en beneficios también milmillonarios gracias a la recuperación de la demanda de energía y en especial la extraordinaria alza en los precios que han experimentado las materias primas en lo que va de año.

Así, Repsol, Eni, Cepsa, Equinor, Total Energies, BP y Shell suman un beneficio de 30.651 millones de euros a cierre de septiembre frente a los números rojos de casi 60.000 millones en los primeros nueve meses del año pasado.

La francesa Total Energies es la petrolera que ha logrado un mayor beneficio al registrar 9.250 millones frente a las pérdidas de 7.396 millones entre enero y septiembre de 2020. Le sigue la británico-holandesa Shell con 7.161 millones de ganancias cuando en los primeros nueve meses del año en 2020 perdió 16.074 millones. La también británica BP revertió los 19.655 millones de pérdidas hasta 4.300 millones de beneficio y la noruega Equinor que registró unos números rojos de 3.092 millones entre enero y septiembre de 2021 ha logrado unas ganancias de 5.200 millones.

En el caso de empresas españolas, Repsol ha transformado las pérdidas de 2.581 millones a cierre de septiembre de 2020 en 1.939 millones de beneficio. Por su parte, Cepsa ha pasado de perder 810 millones a ganar 498 millones en el periodo. Igualmente, la italiana Eni obtuvo un beneficio de 2.303 millones que contrastan con las pérdidas de 7.843 millones en 2020.

En 2020 el sector petrolero se vio impactado por una situación extraordinaria. A la pandemia del Covid-19, con confinamientos y restricciones a la movilidad se le sumó el impulso a las regulaciones para reducir las emisiones de CO2 y el impulso a las energías renovables. Todo ello provocó un colapso en el precio del crudo de petróleo, que marcó mínimos históricos y el West Texas incluso llegó a cotizar en negativo en abril de 2020. En este contexto, las compañías se vieron obligadas a revisar el valor de sus activos y de las existencias para ajustarlos a los precios de mercado, lo que les llevó a deterioros millonarios que provocaron las citadas pérdidas.

Giro verde del negocio

En 2021 el principal motor del negocio ha sido el área de exploración y producción gracias a que los precios del barril de crudo se han disparado. Según los datos de Repsol, de media la cotización del crudo Brent mejoró un 65% en el periodo y el gas Henry Hub aumentó un 68%. No obstante, las compañías ya han anunciado planes para transformar su negocio y dar un giro hacia las energías renovables.

La propia Repsol se adelantó hace un año a la transición renovable y presentó una hoja de ruta para transformar la compañía con inversiones por 18.300 millones hasta 2025. La energética liderada por Josu Jon Imaz aspira contar con una capacidad renovable instalada de 6 GW en 2025 y de 20 GW en 2030 al elevar recientemente su plan inicial.

Por su parte, Total y BP también se han lanzado por la diversificación de su negocio en proyectos en energías renovables. La compañía francesa quiere convertirse en la petrolera europea con más GW de eólica y de solar. Por su parte, BP lanzó el año pasado un plan por el que aumentará su inversión en renovables a 4.200 millones anuales hasta 2030 y aspira a contar con una capacidad instalada de 50 GW.

Repunte bursátil

Al igual que los beneficios y el precio del crudo han aumentado vertiginosamente, las acciones de las petroleras han experimentado un alza de doble dígito en lo que va de año. La capitalización bursátil de la noruega Equinor se ha disparado un 65%, hasta los 74.350 millones.

En realidad, el valor en Bolsa de todas las grandes petroleras europeas ha aumentado por encima del 20%: Eni ha ganado 15.042 millones de capitalización (+49%); BP se ha revalorizado 22.817 millones (39,8%); Shell vale 40.249 millones más (+36,1%), y Repsol se ha revalorizado un 27%, hasta 16.505 millones.

En conjunto, las seis compañías han ganado 132.00 millones en Bolsa en lo que va de año.

Normas
Entra en El País para participar