Cepsa ficha a Citi para valorar opciones por su negocio de química, valorado en 3.000 millones

La petrolera, inmersa en su transformación verde, analizará posibilidades entre las que podría dar cabida a un socio inversor o su venta

Torre Cepsa, en Madrid.
Torre Cepsa, en Madrid.

Cepsa ha fichado al banco de inversión Citi para valorar opciones por su negocio de química. La petrolera, que se encuentra en un momento de transformación verde, quiere hacer una revisión estratégica del negocio para valorar distintas posibilidades entre las que podría dar entrada a un inversor o venderla, señalan fuentes conocedoras de la operación.

Según la agencia Reuters, que ha adelantado la información, esta unidad estaría valorada en 3.000 millones de euros y aunque señala que el proceso se encuentra en un estado incipiente, indica que podría despertar el interés tanto de los fondos de capital privado como de las empresas químicas europeas, como la alemana Evonik o la suiza Ineos. La liquidez que obtendría la empresa con la operación se destinaría a la inversión en renovables.

Fuentes cercanas a la operación explican que de momento el proceso está lejos de llegar a un desenlace. Se han dado los primeros pasos para valorar cuál es la mejor opción para maximizar el valor del negocio de química. Además, las mismas fuentes recuerdan que a partir del 1 de enero Cepsa tendrá un nuevo consejero delegadoMaarten Wetselaar, en sustitución de Philippe Boisseau, y será él el encargado de pilotar la operación y la próxima hoja de ruta de la empresa.

La compañía señala que "no comentamos rumores de mercado. Estamos centrados en potenciar el crecimiento y el liderazgo de todas nuestras unidades de negocio, incluida Cepsa Química, a través del desarrollo de una nueva oferta verde para ser un referente del desarrollo sostenible y ayudar a nuestros clientes en la transición energética". Además, añade que "con el fin de responder con rapidez a los retos de la transición energética y aportar la necesaria agilidad y flexibilidad para aprovechar las oportunidades, hemos iniciado un proceso con el objetivo de dotar de mayor autonomía a nuestros principales negocios".

En realidad, todo el sector petrolero está inmerso la transformación de su negocio para dar un giro verde a su negocio y está valorando posibilidades por sus unidades de negocio. Repsol está deshojando la margarita para optar por sacar a Bolsa su negocio de renovables o dar entrada a un inversor. Por su parte, la petrolera británica BP ya vendió el año pasado su negocio petroquímico a Ineos por unos 4.400 millones de euros. 

El negocio de química es uno de los pilares de Cepsa. Según los resultados presentados ayer por la petrolera, entre enero y septiembre esta unidad registró un ebitda de 355 millones de euros, lo que supone un 39% más que en el mismo periodo de 2020. La unidad fabrica componentes químicos para las industrias de  tecnologías de la información, cosmética y automotriz, entre otras, y cuenta con plantas de producción en Canadá, Brasil, Alemania y China.

Durante el último trimestre, el negocio de química de Cepsa logró un hito importante con la producción de los primeros volúmenes de LAB, materia prima para producir detergentes biodegradables, a partir de aceites vegetales.

Normas
Entra en El País para participar