OneDrive dejará de funcionar en viejos ordenadores.
OneDrive dejará de funcionar en viejos ordenadores.

Microsoft anuncia el final del soporte de OneDrive en viejos ordenadores, ¿cuáles?

La nube dejará de contar con el respaldo de la compañía.

Desde que entramos en la era de internet y de los ordenadores permanentemente conectados, hemos vivido en un carrusel de aplicaciones, utilidades, videojuegos y, por supuesto, sistemas operativos, que se están actualizando permanentemente. Unas veces para corregir errores o problemas de seguridad, y otras para adaptar cada producto a las exigencias tecnológicas de cada momento.

Y era evidente desde hace muchos meses que se complicaban mucho las cosas para los usuarios que todavía tienen sistemas operativos antiguos en los que utilizan su viejo Office junto a montones de documentos en la nube almacenados en OneDrive. Si eres uno de esos nostálgicos que todavía utilizan Windows 7 u 8, debes saber que tu herramienta cloud está a puntito de expirar. Al menos en lo que a soporte se refiere.

Se acabó lo que se daba

Microsoft acaba de anunciar que el soporte de actualizaciones y recursos de One Drive para Windows 7, 8 y 8.1 se terminará el próximo 1 de marzo de 2022. Es decir, dentro de algo más de cuatro meses, en los que aprovechará para dejar lo mejor posible esos servicios en los viejos PC que todavía hacen funcionar alguna de esas versiones que, a efectos de los de Redmond, forman parte de su catálogo legacy.

Windows 7, uno de los sistemas que dejará de ofrecer soporte.
Windows 7, uno de los sistemas que dejará de ofrecer soporte.

Eso sí, que no tengamos actualizaciones y soporte oficial no quiere decir que durante algún tiempo siga teniendo utilidad y podamos subir y bajar archivos desde la nube, aunque hay que tener en cuenta que el inicio de ese periodo a la intemperie, sin nadie que corrija nada, terminará tarde o temprano con una imposibilidad efectiva para acceder correctamente. Al menos dentro del propio OS.

De todas formas, a los usuarios de esos Windows 7, 8 y 8.1 les quedará una alternativa que es la de acceder a sus ficheros vía web, a través de un navegador compatible con su OS que, por suerte, son todavía bastante funcionales. Eso les permitirá mantener el contacto con todo lo que tienen almacenado online y moverlo según sus necesidades de trabajo. No será una tarea tan automatizada como en el caso de contar con la app de OneDrive en el escritorio, pero al menos no les obligará (si no quieren) a tener que actualizarse con un PC más moderno sí o sí.

Cuando llegue ese primero de marzo del año que viene, OneDrive solo tendrá soporte oficial en OS para consumidores tanto en Windows 10 como en Windows 11, que son a día de hoy los que Microsoft considera prioritarios.

Normas
Entra en El País para participar