Fusión bancaria

Así serán las condiciones para los clientes de Bankia desde el 12 de noviembre

Con la migración tecnológica culmina la fusión con CaixaBank y los usuarios del programa “Por ser tú” de Bankia se incorporarán al programa “Día a Día”, que endurece las comisiones a los clientes no vinculados

Las tarjetas de débito dejarán de ser gratuitas para todos

Bankia CaixaBank Pulsar sobre el gráfico para ampliar

La fusión de CaixaBank y Bankia está a un solo paso de completarse. El 12 de noviembre es la fecha marcada en rojo en el calendario. Ese día se producirá la integración tecnológica de ambas entidades, que por fin empezarán a operar como una sola. Será el momento a partir del cual los más de siete millones de clientes procedentes de la entidad madrileña absorbida pasarán a tener en sus contratos las condiciones en vigor de CaixaBank, que ha impuesto su modelo comercial.

Los principales cambios se producirán en las cuentas, las tarjetas y la banca digital. Los usuarios han ido recibiendo información sobre las nuevas características que tendrán sus productos y servicios bajo el programa de vinculacion Día a Día de CaixaBank lanzado hace un año y que sustituye al plan Por ser tú de Bankia. Los que más notarán la mudanza en sus bolsillos serán los que no tienen relación con el banco. Si bien es cierto que se rebajan las exigencias para sortear las comisiones.

“En CaixaBank es más sencillo de lo que era en Bankia ser considerado cliente vinculado”, aseguran fuentes del que se ha convertido en el mayor banco de España con unos 20 millones de clientes. Según sus cálculos, solo uno de cada cuatro clientes abonará comisiones de hasta 276 euros por las cuentas y tarjetas, frente a los 196 euros que se llegaban a pagar en Bankia.

Cuentas

La unificación de los sistemas operativos implica que a los clientes de Bankia les cambia el número de cuenta IBAN. Se trata de un trámite administrativo sin coste del que se encarga CaixaBank. La entidad redirigirá las domiciliaciones de ingresos o pagos al nuevo identificador, que se podrá consultar en la banca digital o en las oficinas. Con todo, es aconsejable controlar que los cambios se han realizado bien.

Pero la novedad más importante es que el programa estrella Por ser tú de Bankia se erradica en favor del paquete Día a Día de CaixaBank, que endurece las comisiones para los clientes no vinculados. Esos titulares verán cómo la factura por sus cuentas se eleva de 14 euros al mes (168 euros al año) a 60 euros mensuales (240 anuales). En todo caso, ahorrarse las comisiones será algo más fácil que antes.

La antigua caja madrileña pretendía que el cliente tuviera domiciliada una nómina superior a 700 euros al mes, pagara al menos dos compras con tarjetas o tuviera contratados seguros por al menos 135 euros al año o productos de inversión por más de 30.000 euros para no aplicarle la comisión por mantenimiento de la cuenta. Si solo se cumplía el requisito de los ingresos, el coste anual era de 72 euros.

En CaixaBank, la gratuidad se consigue con una nómina domiciliada de más de 600 euros (o pensión de más de 300 euros) o un saldo superior a 20.000 euros en productos de inversión y escogiendo, además, entre tres recibos o el uso de la tarjeta tres veces al trimestre. Sin recibos ni tarjetas, la cuota es de 15 euros al trimestre o 60 euros al año.

De los más perjudicados serán los titulares de la Cuenta ON de Bankia, que era gratis sin ataduras para los perfiles digitales. CaixaBank ha suprimido ese producto de su catálogo, de manera que a esos clientes les tocará vincularse para evitar las comisiones. Otra alternativa es la cuenta corriente de Imagin, la banca móvil de CaixaBank, sin obligaciones y con tarjetas gratis. “A diferencia de la Cuenta ON, solo puede gestionarse a través de la app del móvil y admite un único titular”, recuerdan desde el comparador HelpMyCash.

El precio de las cuentas para los no vinculados pasará de 168 euros a 240 euros al año

En cualquier caso, CaixaBank exime de cualquier pago a los usuarios menores de 26 años y con perfil digital, así como a los nuevos clientes durante un periodo de seis meses. Además, quienes se encuentran en situación de vulnerabilidad con ingresos por debajo de los 600 euros al mes no pagan comisiones desde que en marzo se iniciara la fusión y seguirán sin hacerlo cuando sean dados de alta automáticamente en la Cuenta Social, que no se incluye dentro del programa Día a Día.

Desde HelpMyCash indican que los clientes que ya estaban vinculados en Bankia “no deberían tener dificultades para adaptarse a las condiciones del programa Día a Día de CaixaBank y operar gratis”. CaixaBank estima que 13,6 millones de sus clientes o tres de cada cuatro estarán exentos del pago de comisiones por la operativa básica.

Tarjetas

En las tarjetas hay varias cuestiones a tener en cuenta. Por un lado, los contratos se transmitirán a la filial de financiación al consumo y medios de pago CaixaBank Payments & Consumer, lo que conlleva cambios en las cuotas. Bankia cobraba 28 euros por la tarjetas de débito si no se estaba adscrito al programa Por ser tú y para los clientes vinculados eran gratuitas. Pero en breve dejarán de serlo, dado que CaixaBank cobra una cuota de mantenimiento de 36 euros sin excepción. De querer conservarlas, el cobro se hará efectivo a partir del 1 de enero de 2022, si bien aquellos que en octubre de 2021 cumplieran los requisitos del programa Por ser tú no tendrán que empezar a pagar hasta junio de 2022.

Por otro lado, los plásticos de Bankia se podrán seguir usando con normalidad hasta que automáticamente se renueven cuando se acerque su fecha de caducidad.

La opción gratuita que CaixaBank pone sobre la mesa si los clientes de origen de Bankia se adhieren al programa Día a Día es MyCard, una tarjeta de crédito que guarda cierto parecido con las tarjetas de débito: las compras se reflejan en el momento, pero se cargan en la cuenta pasadas 48 horas, aunque también se puede pagar todo a final de mes o a plazos o fraccionarlo si se prefiere. El cliente puede ver sus compras en tiempo real y conocer qué saldo le quedará en la cuenta tras atender el pago.

MyCard sustituye a la tarjeta de Bankia Contactless Shopping. El fraccionamiento del pago se podrá hacer en cualquier momento, pero las compras mínimas tendrán que ser de al menos 40 euros, con la opción de fraccionarlas en un plazo de entre 2 y 12 meses o de 24 meses si el importe supera los 600 euros. En caso de optar por el pago aplazado, la cuota mensual será un importe fijo, con un mínimo establecido. Desde Sincomisiones.org señalan que la tarjeta MyCard de CaixaBank “es la gran ganadora” de los cambios que se avecinan. Avisan, no obstante, de que el interés a pagar “puede llegar hasta el 23% TAE”.

Las tarjetas de débito tendrán un coste de 36 euros para todos y MyCard será la opción gratuita

Asimismo, MyCard permitirá personalizar la modalidad de pago total (sin intereses) y, en vez de abonarlo a fin de mes, “podrá elegir pagar cada equis días, un día específico de la semana, cuando llegue a una determinada cantidad o cada dos días”, explica el banco.

Cajeros automáticos

Los clientes de Bankia pueden utilizar más de 13.000 cajeros en toda España sin pagar comisiones. CaixaBank se ha encargado ya de cambiar el sistema operativo de los 5.000 terminales correspondientes a la antigua entidad madrileña y adaptarlos a los nuevos estándares de la marca.

El gigante bancario anunció a finales del pasado mayo el despliegue del denominado proyecto ATMNow, una nueva plataforma tecnológica para cajeros cuyo objetivo es equiparar el nivel de calidad, imagen y servicio en todos sus canales digitales. La entidad aseguró que esta nueva plataforma abre la vía a la creación de nuevos servicios. Por ejemplo, será posible disponer de la preparación de operativas a través de la aplicación o en la web que se quieran realizar posteriormente en el cajero de forma automática en cuanto el usuario se identifique.

De momento, ATMNow permite que en los cajeros el proceso de reintegro de efectivo quede reducido a dos pasos. Además, es posible personalizar el menú de opciones para que cada usuario tenga, en la primera pantalla, acceso directo a sus operaciones y opciones más habituales.

Banca en línea

La aplicación móvil de Bankia tiene los días contados y los clientes tienen que migrar a CaixaBankNow, la banca digital de CaixaBank, donde a partir del 14 de noviembre podrán empezar a operar. CaixaBank se encargará de hacer el traspaso de todos los usuarios a su aplicación, asociando el número de teléfono que se estaba empleando. Los clientes de Bankia podrán seguir pagando con las aplicaciones Apple Pay y Samsung Pay. Eso sí, tal y como explican en Sincomisiones.org, tendrán que configurarlas de nuevo en la aplicación de CaixaBankNow, a la cual se podrá acceder con la misma contraseña que usaban en la aplicación de Bankia. Igualmente, se podrán autorizar compras online con la app de CaixaBankNow desde el móvil y en segundos. Los clientes de Imagin cuentan con la app de Imagin.

En CaixaBank recomiendan comprobar que todos los datos de contacto, el teléfono móvil y las tarjetas y cuentas asociadas son correctos para tener todo en orden y evitar posibles casos de phising. En caso de error, hay que ponerse en contacto con el servicio de atención al cliente de CaixaBank para recibir soporte.

La banca digital estará disponible solo en CaixaBankNow

Por otro lado, también se cierra la web Bankia.es y se redireccionará a CaixaBank.es. Por las operaciones que se hagan en ventanilla en lugar de por los canales digitales se pagarán 2 euros, y otros 12 euros por tener activado el servicio de alerta.

Hipotecas

Cabe recordar que CaixaBank debe respetar las cláusulas de los préstamos, las hipotecas, los depósitos y los seguros contratados en su momento con Bankia, dado que son productos con una duración definida. La entidad no puede tocar los tipos de interés firmados ante notario, ni los plazos de reembolso ni las bonificaciones. Ahora bien, al vencimiento de un depósito puede hacer una nueva oferta con condiciones distintas, al igual que cuando toque renovar un seguro.

Los intereses y plazos de los préstamos hipotecarios se mantendrán intactos al ser contratos con fecha limitada

En el caso concreto de las hipotecas, CaixaBank puede cambiar el coste de los productos asociados que bonifican el préstamo, como son las tarjetas o los seguros de hogar y vida y las comisiones de los productos de inversión, como por ejemplo la de custodia, cuyas condiciones no suelen quedar fijadas en la escritura pública. Desde Asufin, la Asociación de Usuarios Financieros, aseguran que las bonificaciones son intocables, pero aconsejan cotejar bien si algunas son nuevas o si ya se habían firmado. Con todo, insisten en que “lo que se revisa es el cumplimiento, no se alteran los requisitos ya firmados, dado que el contrato no puede quedar al arbitrio de una sola de las partes”. Por ejemplo, una bonificación de 10 puntos básicos por un seguro no podrá modificarse, pero sí encarecerse el precio de ese producto.

Fondos de inversión

La integración tecnológica a punto de culminar también se notará en los 67 fondos de inversión de la antigua Bankia Fondos. Según informó hace unos días CaixaBank AM a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), los traspasos en estos productos, con unos 22.000 millones de euros de patrimonio, se paralizan entre el 1 y el 14 de noviembre. Esto significa que no podrán recibir ni enviar dinero a otros fondos. Sin embargo, las transacciones en efectivo seguirán plenamente operativas.

Los partícipes de los fondos de inversión de la antigua Bankia unos 900.000, según los últimos datos públicos antes de que se consumara la fusión de las filiales de inversión colectiva de ambas entidades en julio no podrán por unos días traspasar su dinero a otro producto sin hacer un reembolso clásico y después invertirlo en el fondo deseado.

La gestora señala en el comunicado que “la suspensión se produce por necesidades insalvables de la integración tecnológica de los sistemas de Bankia en los sistemas de CaixaBank y CaixaBank AM”. La liquidez está garantizada, puesto que el inversor podrá seguir retirando el dinero cuando lo considere conveniente.

Normas
Entra en El País para participar