Energía

Cepsa gana 498 millones hasta septiembre aunque baja el ritmo en el tercer trimestre

Mejora su ebitda un 48% hasta 1.346 millones

El beneficio neto del tercer trimestre cae un 39% respecto a las ganancias del segundo

Torre Cepsa, en Madrid.
Torre Cepsa, en Madrid.

El alza en los precios de las materias primas sigue impulsando el negocio de Cepsa. La compañía petrolera ha obtenido un beneficio de 498 millones de euros en los primeros nueve meses del año que contrastan con los números rojos de 810 millones registrados durante el mismo periodo del año anteriorEste beneficio supone superar el obtenido entre enero y septiembre de 2019, periodo que se toma como referencia por ser el último  antes de que estallara la pandemia del coronavirus, cuando obtuvo un resultado neto de 380 millones.

En lo que va de año la energética se ha visto favorecida, especialmente a partir del segundo trimestre, por la recuperación de la demanda gracias al levantamiento de restricciones a la movilidad y por el fuerte repunte en el precio de las materias primas, que le han permitido mejorar los márgenes. No obstante, ese repunte se ralentizó en el tercer trimestre del año, ya que el beneficio de 161 millones estuvo un 39% por debajo de los 262 millones registrados en el segundo.

Entre las cifras clave de negocio, destaca un ebitda ajustado de 1.346 millones, lo que supone un 48% más. La deuda neta durante al cierre de septiembre se situó en  2.348 millones lo que supone una reducción de 475 millones de euros respecto a finales de 2020, a pesar del dividendo a cuenta de 211 millones de euros abonado durante el tercer trimestre del ejercicio. La compañía tiene un perfil de vencimiento a largo plazo de 4 años, con mínimos vencimientos de deuda hasta 2024. Además, cuenta con una posición de liquidez de 4.100 millones.

Por áreas de negocio, Exploración y Producción registró una mejora significativa de sus resultados, alcanzando un ebitda de 615 millones en los nueve primeros meses del año, un 83% más, gracias a la citada escalada de precios del curdo que han experimentado un alza interanual del 66%, según Cepsa. También por un descenso interanual del 11 % en los gastos operativos y un lidero aumento de la producción de crudo (+1%).

Por su parte, el área de Refino triplicó  el ebitda hasta los 117 millones de euros impulsada por el aumento en la producción y por las medidas de eficiencia de costes implantadas por la compañía. 

El ebitda del área Comercial aumentó un 12% hasta los 345 millones de euros gracias a la recuperación de la demanda y el levantamiento de restricciones a la movilidad, pese a que Cepsa puntualiza que los volúmenes de ventas aún se encuentran un 15% por debajo de los niveles previos a la pandemia. 

El negocio de Química, al igual que en los últimos trimestres, supuso uno de los principales negocios de Cepsa, con un ebitda de 355 millones de euros (+39%) y que viene, en parte por la renovación de su estrategia comercial. Durante el trimestre, el negocio de Química de Cepsa logró un hito importante con la producción de los primeros volúmenes de LAB, materia prima para producir detergentes biodegradables, a partir de aceites vegetales. 

Como hecho destacado, Cepsa anunció el pasado mes de octubre el nombramiento de Maarten Wetselaar como nuevo consejero delegado de la compañía, que asumirá el cargo a partir del 1 de enero de 2022. El actual primer ejecutivo de la compañía, Philippe Boisseau, permanecerá en la empresa tras el traspaso como asesor del consejero delegado y del consejo.

Normas
Entra en El País para participar