Energía

Cepsa pierde 810 millones hasta septiembre, aunque cierra el tercer trimestre con beneficios

En el tercer trimestre logró ganar 31 millones de euros

Cepsa pierde 810 millones hasta septiembre, aunque cierra el tercer trimestre con beneficios

Cepsa perdió 810 millones de euros durante los nueve primeros meses del año, frente a los 380 ganados un año antes, pese a que logró cerrar el tercer trimestre en positivo en un contexto de mercado que califica de "extremadamente complicado".

La petrolera ha detallado este viernes en un comunicado que su resultado bruto de explotación ajustado fue de 910 millones, un 41 % menos que un año antes, y que el flujo de caja operativo cayó el 49 % interanual hasta los 663 millones.

Sin embargo, se logró una reducción de costes en 100 millones y se dejaron de invertir 290 millones en capital, iniciativas ambas previstas en su plan de contingencia para hacer frente a las consecuencias de la pandemia y a su impacto en el precio del crudo, los márgenes de refino y la demanda de productos petrolíferos.

Con ello, Cepsa asegura haber logrado mantener un nivel de endeudamiento en niveles cercanos a los de cierre de 2019. Además, ha ampliado el plazo medio de vencimiento de la deuda y realizado dos emisiones de bonos por 500 millones, al tiempo que ha formalizado nuevas líneas de crédito por más de mil millones.

Así, la petrolera asegura contar con un balance general "sólido" y una liquidez de 4.600 millones, lo que permite cubrir 4,9 años de vencimientos de deuda.

Sin embargo, el tercer trimestre logró ganar 31 millones de euros, una cantidad que aunque es un 71 % inferior a la de un año antes, pero está muy lejos de los 286 millones perdidos en el segundo trimestre.

Y es que durante el tercer trimestre Cepsa ha observado "signos de recuperación", especialmente en los negocios de Exploración y Producción y Comercialización, con unos precios de crudo estabilizados en una horquilla de 40 a 45 dólares por barril.

Además, la demanda de productos petrolíferos en los mercados tradicionales de Cepsa en la península ibérica ha mejorado ligeramente gracias a la flexibilización de las medidas de confinamiento y a la temporada de vacaciones de verano.

Sólo en el tercer trimestre, cuando las operaciones ya se desarrollaron sin problemas y todos los activos clave y las plantas industriales operaron con normalidad, el flujo de caja operativo fue de 224 millones, un 159 % más que en el segundo trimestre.

"Pese al difícil contexto actual, hemos sido capaces de sortear la crisis y hemos demostrado los beneficios que aporta nuestro modelo de negocio integrado y nuestra privilegiada presencia geográfica, con acceso a los tres grandes mercados de Europa, África Occidental y el Mediterráneo, así como nuestra posición de liderazgo a nivel mundial en la industria química", ha defendido su consejero delegado, Philippe Boisseau, al difundir los datos.

En 2021 la compañía presentará un plan estratégico que buscar ser "un punto de inflexión" y sentar las vales para conseguir que Cepsa se sitúe "en primera línea" de la transición energética.

Normas
Entra en El País para participar